3000 jóvenes orando por el avivamiento

30 de diciembre del 2019: estudiantes, graduados, obreros y representantes de otros ministerios cristianos estudiantiles juntos y unidos. 3000 voces de 68 países que se alzaron al unísono para pedir a Dios que se mueva en Europa. Para muchos, fue un momento más destacado de Revive,, el reciente congreso de evangelización estudiantil de IFES Europa.

Giulia, una graduada de Suiza, fue una de los 3000 asistentes. Compartió sus reflexiones:

«En mi lugar de trabajo, estoy rodeada de personas que no conocen al Señor, pero debo confesar que no me estaba esforzando mucho por compartir mi fe ni reflejar la vida de una discípula. Revive me ha dejado claro que, como graduada, la obediencia a Dios es lo prioritario cada día de la semana, no solo en el tiempo libre. Me voy entusiasmada y equipada para producir fruto y dar testimonio en mi trabajo».

Únete a nosotros esta semana para orar por Giulia y el resto de asistentes de Revive.

  • Demos gracias a Dios por las increíbles formas en que ha respondido a las oraciones por Revive. Un sinfín de personas se fueron emocionadas por formar parte de algo mayor, más capacitadas para la misión en el campus y fuera de él y con un amor renovado por Jesús y el evangelio.
  • Giulia nos pide oración por lo graduados de Europa: «Ora para que estemos equipados para la evangelización a través de una creciente relación con nuestro Creador y Salvador».
  • El nuevo semestre empieza; ora para que los asistentes de Revive pongan en práctica lo aprendido. Ora para que, a través de ellos, llegue el avivamiento a los campus y las comunidades de Europa.

Descubre más acerca de cómo IFES está apoyando la obra con estudiantes y graduados en Europa.

¡Gracias por orar con nosotros!

Ahora tenía un rostro

Sacos de arena. Era una imagen inusual. En aquel entonces, Brian* era un estudiante. Uno entre las grandes multitudes de jóvenes que asistían a Urbana, el encuentro de misiones de InterVarsity/USA. Allí, Dios le habló. Le dio la visión de que debía usar su vida para compartir su fe. La imagen que tuvo fue la de un grupo de personas amontonando sacos de arena para hacer frente a una inundación. Sin embargo, había una zona donde nadie estaba trabajando. Si puedo ir a cualquier lugar para compartir mi fe, ¿por qué no ir donde nadie está yendo?, pensó. Y así es como surgió la idea de servir entre los musulmanes.

Un viaje misionero de corto plazo a Bosnia, un país de mayoría musulmana, confirmó esa idea. Brian se dio cuenta de que tenía facilidad para relacionarse con musulmanes y de que disfrutaba de su compañía. Vivir entre ellos y compartir con ellos su fe parecía más factible. Antes, el concepto del islam había sido un término abstracto. Ahora, tenía un rostro.

Sorpresas

Brian acabó mudándose a Francia con su joven familia para servir con GBU, el movimiento IFES en este país. Allí, pasaba la mayor parte del tiempo alcanzando a estudiantes musulmanes y apoyando a los estudiantes de GBU para que hicieran lo mismo. No era fácil. El hecho de formar parte del personal no lo hacía inmune a los temores usuales que provoca la evangelización. Durante los años siguientes, Brian descubrió muchas cosas sobre cómo compartir el evangelio con estudiantes musulmanes y, a menudo, se sorprendía.

Café y preguntas

Una fría mañana, Brian y su mujer salieron hacia el campus armados con termos de café para repartir juntamente con una pregunta: ¿Estarías interesado/a en unirte a nuestro grupo de debate sobre la Biblia y el Corán? Ese día conocieron a un estudiante musulmán que estaba especialmente interesado en asistir. ¿Por qué? Esa misma mañana se había estado preguntando qué diferencias había entre la Biblia y el Corán. Así que estuvo encantado cuando alguien le dio la oportunidad de descubrirlas, ¡además de un café gratis!

Una y otra vez, Brian observó que, a menudo, los estudiantes musulmanes estaban dispuestos a hablar sobre la fe y a que oraran por ellos. De hecho, por lo general, se sentían decepcionados cuando se daban cuenta de que los occidentales, incluyendo a los cristianos, eran muchas veces reacios a hablar sobre este tipo de temas.

Replanteando cosmovisiones

Aunque era bastante fácil empezar una conversación con un estudiante musulmán, Brian tuvo que adoptar un enfoque nuevo en cuanto a la apologética, debido a las diferentes cosmovisiones .

Tomemos por ejemplo la creencia común musulmana de que la Biblia ha sido cambiada y corrompida. Dentro de un contexto occidental, Brian empezaría invitando al estudiante a examinar las pruebas, mediante, por ejemplo, el estudio de los manuscritos, para demostrar que la Biblia no ha cambiado. Sin embargo, Brian se dio cuenta de que este enfoque no funcionaba en un oyente con una cosmovisión musulmana. Un día, lo intentó de otra manera:

De repente, al escuchar que “la Biblia ha cambiado”, Brian hizo un paso atrás, alejándose del estudiante. ¿Qué estás haciendo?, preguntó. “No quiero estar junto a ti por si cae un rayo”, respondió Brian. “Lo que estás diciendo es muy serio. Esta es la Palabra de Dios. ¿Estás diciendo que Dios ha permitido que alguien cambiara Su Palabra? Que Dios te proteja de lo que estás diciendo ahora mismo”.

Este nuevo enfoque de Brian funcionó. El estudiante cambió de opinión rápidamente. Como musulmán, ya había entendido que Dios es soberano y sus planes no pueden ser frustrados, por lo que jamás habría dejado que alguien cambiara Su Palabra.

Daniel Morton – Unsplash

Creyendo mirando al futuro

Evidentemente, conseguir que un musulmán se dé cuenta de que la Biblia no ha cambiado no es el objetivo final, sino simplemente un paso útil en el camino. Brian sabía que el poder de transformar corazones está en la Biblia. Es por ello que ayudó a impulsar unos grupos de debate dirigidos por estudiantes sobre la Biblia y el Corán y que le gustaba abrir la Biblia con sus amigos musulmanes. Compartir su fe y su vida no fue un trabajo rápido, fácil o claramente fructífero. Pero fue fruto de la obediencia y esto era lo que importaba.

¿Qué implica esto para nosotros? ¿Por qué deberíamos preocuparnos de compartir el evangelio con nuestros compañeros musulmanes en el campus? Brian reflexionó:

No tenemos otra opción que subirnos al carro. Si estamos realmente comprometidos en alcanzar todos los rincones del campus, debemos estar dispuestos a relacionarnos con todos los estudiantes. En la actualidad, hay obreros en los diferentes movimientos IFES que antes eran musulmanes. Debemos “creer mirando al futuro”, confiando en que, un día, es posible que estos estudiantes lleguen a servir fielmente a Dios.

Hoy en día, hay cristianos que viven en Irán, Túnez, Kirguistán y otros lugares parecidos. Si pudieran, nos suplicarían que alcanzáramos a sus compatriotas mientras podemos hacerlo. Inmigrantes, estudiantes internacionales, profesores invitados… Probablemente, es la mejor oportunidad que tendrán de escuchar el evangelio, y es una manera fantástica de poder colaborar con nuestros hermanos y hermanas perseguidos en todo el mundo.

*No es su nombre real.

Rindra se reúne con 3000 estudiantes de toda Europa

Rindra es de Madagascar, pero este año ha estado estudiando en Noruega, donde ha servido en NKSS, el movimiento IFES allí, durante su tiempo libre. Dentro de diez días, viajará a Alemania para reunirse con 3000 estudiantes y graduados más en Revive, la Conferencia Europea de Evangelización Estudiantil. Rindra, así como miles de jóvenes de la región, está hambriento por ver a Dios obrando en esta generación.

En especial, Rindra tiene muchas ganas de asistir a dos de los muchos seminarios disponibles: “Cómo hablar de Jesús sin sonar religioso” y “El Experimento Marcos”. Quiere aprender cómo hablar de Jesús a los demás de diferentes maneras y ver a sus amigos de NKSS entusiasmados con la evangelización. Noruega, como muchos países europeos, es cada vez más secular y necesita un avivamiento.

Mientras estudiantes y obreros de IFES y de otras organizaciones estudiantiles cristianas buscan juntos a Dios en Revive, su oración es que un avivamiento se propague por toda Europa y más allá. Esta también es la oración de Rindra:

“Espero sentirme entusiasmado y capacitado para volver a Madagascar y a UGBM, el movimiento IFES allí, compartir su nombre y orar sin cesar por un avivamiento en nuestras universidades y en nuestra nación.”

Únete a nosotros y oremos por Revive:

  • El impacto de Revive en personas, universidades y países podría ser enorme. ¡Pero no lo será si no oramos! Ora para que Dios reavive de una manera maravillosa los corazones y, finalmente, las universidades y toda Europa, para su gloria.
  • Ora por los organizadores, voluntarios, equipo de oración, ponentes y aquellos que dirigen seminarios o talleres. Ora para que tengan energía y un gran gozo a la hora de servir juntos.
  • Ora por los estudiantes que vendrán de los movimientos estudiantiles más pequeños, para que Revive les sea de gran aliento y ayuda.

Durante las últimas 40 semanas, los estudiantes de los movimientos IFES de toda Europa han estado creando vídeos breves sobre sus países y sobre cómo podemos orar por ellos. Puedes ver los vídeos aquí.

Descubre más acerca de Revive en reviveeurope.org

Extranjeros, ladrones y sacerdotes

Recuerdo la ansiedad al empezar la universidad. No comprendía mis horarios, y menos aún mis estudios. ¿Dónde tenía que estar y cuándo? ¿Qué significaban todas estas letras y números? ¡¿Cómo iba a sobrevivir?! No tenía las respuestas.

Pero había una cosa de la que sabía mucho: Dios. Al principio conocí algunas personas del Grupo Bíblico Universitario de Bulgaria (BCSU). Me invitaron a ir a una reunión de comunidad, y me alegré de empezar a asistir a sus reuniones. No lo sabían, pero su invitación me llevaría a comprender tres asuntos significativos que cambiarían el curso de mi vida para siempre.

Estudiante para siempre

Antes de que pasase mucho tiempo, me di cuenta que estaba equivocada: No sabía mucho acerca de Dios. Antes leía la Biblia como una novela, pasando por encima de las páginas sin prestarle mucho interés. BCSU me retó a pensar y a aplicar la Palabra de Dios a mi vida, a hacer preguntas y explorar mi propia visión del mundo. Llegué a comprender que en el Reino de Dios siempre seré una estudiante que está aprendiendo acerca de Cristo.

La segunda cosa que descubrí es el por qué de la existencia de este grupo estudiantil. Al principio, pensaba que era una reunión para que estudiantes cristianos estudiasen la Biblia. Pero, en realidad, el grupo estudiantil era el lugar ideal para invitar a mis amigos que no conocían a Jesús. ¿Qué sitio podría ser mejor para que un estudiante plantease preguntas acerca de Dios? Muchos de mis amigos escucharon hablar acerca de Dios ahí, y asistieron a los eventos y a los estudios bíblicos de BCSU.

Extranjeros, ladrones y sacerdotes

Debo confesar que mi tercera revelación no tuvo lugar cuando estaba en la universidad. Desgraciadamente, me llevó mucho tiempo descubrirla. Es por ello que quería escribir este artículo, para que no cometas el mismo error que yo.

En mis años como estudiante, pensé que la universidad era el lugar que me daría conocimientos para mi carrera. Pensé que era un sitio en el que invitar a mis amigos a estudiar la Biblia con la esperanza de que conocieran a Cristo y se salvasen. 1ª de Pedro 2 habla acerca de los cristianos como “extranjeros… en este mundo”. Tan solo me veía como una ‘extranjera’, es decir, alquilen que no pertenecía a este mundo. Mi trabajo era la de ladrona: ‘robaba’ a otros del mundo y les convertía en ‘extranjeros’.

Pero 1ª de Pedro 2 también nos habla acerca del papel del creyente como ‘sacerdote’. Ambas son características inseparables del pueblo de Dios. No, no somos del mundo, pero al mismo tiempo estamos en el mundo, y debemos llevar la presencia de Dios con nosotros. Esto es lo que me perdí.

“Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable… Queridos hermanos, les ruego como a extranjeros y peregrinos en este mundo que se aparten de los deseos pecaminosos que combaten contra la vida. Mantengan entre los incrédulos una conducta tan ejemplar que, aunque los acusen de hacer el mal, ellos observen las buenas obras de ustedes y glorifiquen a Dios en el día de la salvación.”

1ª Pedro 2: 9-12

En la universidad no actué como sacerdotisa. Si lo hubiera hecho, además de invitar a mis amigos a estudiar la Biblia, hubiera preguntado a mis compañeros de clase y a mis profesores preguntas acerca de lo que estábamos aprendiendo. Hubiera formado parte del consejo estudiantil o bien del club de teatro. Me hubiera esforzado en mantener los principios cristianos en todo lo que hacía. Habría traído la voz de Jesús a las conversaciones que tenían lugar a mi alrededor. Pero no lo hice.

Por fortuna, esta historia triste no tiene un final tan triste. Ya no soy una estudiante, pero aún me permiten ser parte del club de literatura de la universidad (¡me encanta leer!). ¡Por lo menos puedo seguir siendo activa en la universidad!

Un llamamiento a los estudiantes

No cometas el mismo error que yo. Puedes vivir tu papel en el campus como un real sacerdocio. Quizá plantees una pregunta que cambiará la mente de tu profesor para siempre. Quizá mantengas una opinión acerca de una teoría que cree una impresión permanente en tus compañeros de clase. Quizá hagas algo que genere curiosidad en los demás acerca de tu fe. Quizá una acción valiente se convierta en un eco que cambiará a tu universidad, tu ciudad o incluso la sociedad.

Te reto a ser un sacerdote ahora, y a mantenerte presente en el corazón de la universidad. Cuando camines por los pasillos y entres en las aulas, considera que tus pasos son los pasos de Cristo y que tu presencia es la presencia de Cristo en tu universidad.

No seas un “ladrón” como yo, sino sé un sacerdote, porque es a lo que has sido llamado.

Desi, graduada de BCSU Bulgaria.

Cuando no conoces a ningún otro cristiano en el campus

“Me dieron la espalda cuando dije que era cristiana, me dijeron que la Biblia era un libro lleno de mentiras y que yo era una idiota moralista. No les importaba lo que tuviera que decir.”

Caroline estudia arte y diseño en Irlanda del Norte. No conoce a ningún otro cristiano en su campus. Puede resultar un ambiente hostil. Cuando surgen asuntos morales o éticos complejos en clase, no tiene ningún amigo cristiano que le apoye.

Por todo ello, Caroline ha decidido empezar un grupo cristiano en el campus, con el apoyo de CUI, el movimiento de IFES en Irlanda. Ya se ha reunido con las autoridades universitarias y ha creado perfiles en redes sociales para el nuevo grupo. Le encantaría empezar a leer la Biblia con buscadores que estén interesados. Pero es un terreno complejo. Tras poner un stand en la entrada para crear interés, tan solo un estudiante se acercó para unirse a Caroline.

Nos pide oración:

  • Oremos para que los corazones de los estudiantes que no son cristianos estén abiertos a la Palabra de Dios.
  • Oremos para que el grupo bíblico universitario crezca y florezca, para que juntos, en Cristo, puedan impactar al campus.

Únete a nosotros el Viernes para celebrar el Día Mundial del Estudiante orando por los estudiantes de todo el mundo mientras buscan compartir el Evangelio con sus amigos en el campus.
Descubre más

Valentía para compartir el mejor mensaje para la humanidad

“Conocí a una estudiante el invierno pasado. Sus compañeros de colegio le habían maltratado y casi perdió su fe. Pero empezó a visitar a la comunidad del NKSS Noruega. Ver cómo ha florecido su fe me ha dado grandes ánimos.” 

Hans desea ver cómo más estudiantes crecen en su fe, dando a conocer a Jesús en la universidad. Por eso decidió ser un obrero a tiempo completo con NKSS. 

En Noruega resulta difícil ser un estudiante cristiano hoy en día. Al menos el 70% de ellos no están compartiendo el Evangelio de forma activa. Hans quiere ayudar a los estudiantes a aumentar su valentía. “Sería una pena que no compartiésemos el mejor mensaje que llegará a tener la humanidad.” 

Hans necesitará nuestras oraciones mientras se hace cargo de su nuevo puesto y se crea una rutina: 

  • Ora por sabiduría para Hans al planificar cómo invertir su tiempo. Ora para que sepa dónde invertir su tiempo y cómo crear patrones sostenibles para su ministerio. 
  • Ora para que los estudiantes de NKSS crezcan en su amor por Jesús a lo largo de este año y que aumente el deseo entre sus amigos de conocer el mejor mensaje para la humanidad. Ora para que Hans sepa cómo animarles y formarles. 

¡Gracias por orar con nosotros!

Viajando por el camino solitario

Quizá había leído demasiadas biografías de misioneros. Me imaginé como un pionero de la obra estudiantil, que iba entre la maleza, alcanzando a los inalcanzados con el evangelio de Cristo. La realidad no resultó ser una experiencia tan romántica. Sin conversiones, sin milagros, sin avivamiento. Días que aparentemente carecían de fruto se convirtieron en semanas y meses de desánimo. No sabía ya qué escribir en mis cartas de oración. Tras seis meses, no podía más. Estaba cansada de viajar por el camino solitario del ministerio estudiantil. 

Tristemente, este tipo de experiencias son comunes entre los obreros jóvenes que comienzan a trabajar en el ministerio estudiantil. Por eso existe la Red de Obreros Jóvenes. Heledd trabaja con la Red de Obreros Jóvenes, apoyando a los obreros en los movimientos de IFES en toda la región. Ella ha compartido sus reflexiones acerca de este ministerio tan vital. 

Retos inesperados 

Uno de los grandes retos que afrontan los obreros jóvenes es el de encontrar su valor en Cristo, en lugar de en sus propias acciones. Cuando sus iglesias y amigos están donando dinero para apoyar el ministerio, pueden llegar a sentir una gran presión por mostrar que la inversión merece la pena. Pero el ministerio es más lento de lo esperado. Mucho de lo que está pasando es invisible y el fruto podría parecer inapreciable hasta que pasen años. Es tentador proyectar una imagen externa falsa para impresionar a otros. Pero, vivir esa doble vida es agotador. 

Para otros, el gran reto es la soledad y el aislamiento. En los movimientos más pequeños, tienen pocos compañeros de trabajo o puede que ninguno. Pasan mucho tiempo viajando entre campus y ciudades, trabajando solos. Aprender cómo establecer objetivos, cómo priorizar y cómo tomar decisiones estratégicas es complicado. La obra de IFES es profundamente relacional y tiende a atraer a personas extrovertidas; por lo que pasar mucho tiempo a solas puede ser un reto inesperado para ellos. 

Un salvavidas para los obreros jóvenes 

Muchos de estos problemas son retos inevitables, pero la Red de Obreros Jóvenes busca equipar a los obreros jóvenes para que sobrevivan y hasta triunfen en los primeros años de ministerio, que suelen ser todo un reto. La Red de Obreros Jóvenes crea una comunidad de aprendizaje para los obreros jóvenes. Es un lugar en el que pueden forjar relaciones con sus compañeros, compartir sus luchas y aprender juntos cómo debe ser un ministerio fiel. 

Cada cohorte se reúne tres o cuatro veces durante el primer año de ministerio. Además, a todos se les asigna un mentor, que se reúne con ellos mensualmente a través de Skype. La Red de Obreros Jóvenes también tiene un programa de formación y estudio para ayudar a los jóvenes obreros a establecer unos buenos fundamentos bíblicos para su ministerio. 

La historia de Goda 

Los obreros se quedan más tiempo de IFES ahora. Cinco graduados de la Red de Obreros Jóvenes se han convertido en Secretarios Generales de sus movimientos nacionales. Muchos otros siguen estando en el liderazgo activo y están compartiendo lo que han aprendido mediante la Red de Obreros Jóvenes con otros en sus contextos locales. Tenemos muchos motivos de ánimo, pero la historia de Goda, una joven obrera de LKSB Lituania, destacó entre todas las demás: 

Tras convertirme en cristiana, vi que los discípulos de la Biblia iban a los lugares que necesitaban el evangelio. Eso me motivó a unirme a LKSB como obrera, porque tenían una gran necesidad de tener más obreros. Pero, el primer año fue muy duro. Luché para conseguir dinero para mi ministerio. Fue un tiempo muy estresante y me surgieron muchas preguntas. ¿Por qué estoy aquí? ¿Qué pasará con LKSB? ¿Cómo puedo seguir adelante sin dinero? 

Al unirme a la Red de Obreros Jóvenes y conocer a otros en la misma situación que yo, cobré ánimos. Las enseñanza y las conversaciones me ayudaron a replantearme el levantamiento de fondos. Tres días después de volver a casa, la gente había donado dinero suficiente como para mantenerme durante siete meses. Dios había obrado un milagro. 

Dona hoy para apoyar a la Red de Obreros Jóvenes para ayudar a más personas como Goda a seguir adelante en el ministerio estudiantil. 

Desarrollar una cultura de discipulado

Torur acaba de terminar la escuela secundaria pero, a diferencia de la mayoría de sus amigos, no va a ir a la universidad. Tampoco va a buscar trabajo para ganar algo de dinero. Por lo menos no por el momento. En lugar de eso ha decidido pasar un año sirviendo con KFS Islas Feroe, uno de los movimientos más recientes de IFES. Como a él le ha ayudado mucho el ministerio de escuela secundaria de KFS, Torur tiene muchas ganas de animar y discipular a otros jóvenes. 

Su único compañero de trabajo, Ragnhard (el secretario general), comparte un poco más acerca de la obra: 

“Un 95% de las personas de las Islas Feroe dice ser cristiano. Pero para muchos de ellos solo significa ir a la iglesia en Navidad o para bodas o entierros. Algunos asisten de forma más regular, pero las iglesias de nuestro país carecen de una cultura de discipulado”. 

La Escuela de Discipulado de KFS ofrece a los jóvenes un lugar donde recibir discipulado. Todos los lunes por la tarde se reúnen más de 25 jóvenes para recibir discipulado y formación en apologética, evangelización y cómo dirigir estudios bíblicos. A Ragnhard y a Torur les encantaría que los que están aprendiendo salieran a establecer un ministerio estudiantil universitario y a la larga fortalecieran el discipulado de la iglesia. Ora para que este sueño se haga realidad. 

  • Da gracias a Dios porque Torur está dispuesto a servir con KFS este año y ora para que Dios lo utilice para alcanzar a más estudiantes con las buenas nuevas de Jesús que transforman vidas. 
  • Ora para que el trabajo de traducción de Uncover Juan, un recurso para buscadores, termine pronto y que muchos jóvenes cristianos de las Islas Feroe lo utilicen para ayudar a sus amigos a conocer a Jesús.  Da gracias a Dios porque Torur está dispuesto a servir con KFS este año y ora para que Dios lo utilice para alcanzar a más estudiantes con las buenas nuevas de Jesús que transforman vidas. 

¡Gracias por orar con nosotros!

Cómo empezó la obra estudiantil en Bulgaria

Septiembre 1992. 

La familia Fillingham, Rick, Jane y sus dos hijos pequeños, había viajado a Europa Oriental ese año, y todo cambió. El Telón de Acero había caído. Se abrían nuevas puertas. Sentían el llamado de Dios. Ese mismo año, la familia se mudó a una séptima planta en el centro de Sofía. 

Solo tenían un contacto telefónico en esa ciudad, un estudiante de física que se llamaba Oleg. A través de Oleg, Rick conoció a un pequeño grupo de estudiantes cristianos que habían empezado a reunirse para estudiar la Biblia. En marzo del año siguiente, 20 estudiantes se reunieron para escuchar cómo Rick explicaba la visión de un movimiento nacional estudiantil,y BCSU nació. 

Rick y Jane llegaron a amar el país y a su gente profundamente. Rick pasó los años siguientes viajando por las ciudades de Bulgaria, discipulando a estudiantes y animándolos a crear sus propios grupos de estudio bíblico. El crecimiento era difícil, pero constante. Bulgaria seguía siendo un país peligroso para los creyentes locales. Para los misioneros, la vida estaba llena de burocracia complicada e inexplicable desde el régimen antiguo. Rick y Jane tenían que abandonar el país cada tres meses para renovar el visado y a veces regresar era complicado. La familia descubrió un sistema para cruzar la frontera: si las preguntas que le hacían a Rick se ponían intensas, los niños empezaban a llorar y gritar hasta que los agentes se hartaban del ruido y los dejaban circular. 

Hoy hay 60 estudiantes activamente involucrados con BCSU Bulgaria, incluidos 22 estudiantes internacionales. 

El sueño de Aida para Guinea Ecuatorial

Conoce a Aida. Tiene 23 años. Esta es su historia.

Una llamada de teléfono

Su infancia fue única. Sus amigos la llamaban mwang ntang (niña blanca). Le enseñaron a jugar con un palo y una goma. A los siete años, Aida volvió de Guinea Ecuatorial a España. Pero ya era demasiado tarde. El país y su gente se habían ganado un lugar fijo en su corazón.

Durante su último año de universidad en España, Aida tuvo la oportunidad de volver: cursaría unas prácticas de dos meses en un colegio de Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial. Su lectura para el viaje fue Brillando como estrellas, de Lindsay Brown. Hoja tras hoja, las historias de los estudiantes cristianos que habían marcado la diferencia en sus países iban cautivando a Aida. Y entonces se encendió su sueño de ver a estudiantes cristianos de Guinea Ecuatorial marcando la diferencia en su país.

Al regresar a Barcelona, Aida recibió una llamada que cambió el rumbo de su vida. Era un obrero de GBU España: “Aida, ¿qué te parecería mudarte a Guinea Ecuatorial para impulsar un nuevo movimiento allí?». ¡Justo en el momento oportuno! Durante las siguientes semanas, estuvo leyendo la Biblia, orando y hablando con otros cristianos. Vio claramente que Dios le abría la puerta.

No está sola

Eso ocurrió hace 18 meses. Desde entonces, GBU España ha estado ayudando a Aida para que pudiera mudarse a Malabo. IFES la apoyó con una beca para asistir a la Asamblea Mundial de Sudáfrica. Escuchar las historias y luchas de otros obreros y estudiantes pioneros la ayudó a ajustar sus expectativas. Se dio cuenta de que no sería fácil, pero también de que no estaría sola.

Sé que será difícil y que no soy la persona más cualificada para ir. Habría gente más formada o experimentada. Pero confío en que Dios proveerá y moldeará mi vida conforme a su llamado para mí.

Estoy dispuesta a hacerlo, porque no estoy sola. Sé que Dios me acompaña, así como el resto de la familia IFES. Quizá no vea grandes cosas. Tal vez solo plante la semilla y esta no crezca hasta que yo me vaya. Pero no importa; Dios tiene grandes planes para este país. Estoy aprendiendo que, a veces, los tiempos de Dios no son los nuestros. Dios obra de forma distinta a la nuestra.

GBU Spain

Empezando de cero

Aida quiere alcanzar a los estudiantes, pero ¿cuál es la mejor forma de empezar? Le surgieron algunas ideas al escuchar a otras personas en la Asamblea Mundial; clubes de inglés y clases de música, tanto para cristianos como no cristianos, y otras estrategias. Será complicado; la mayoría de estudiantes son chicos un par de años mayores que ella. Pero, a pesar de los posibles retos, Aida siente paz.

Sé que no voy allí para ser una líder o directora, ni imponer el método de IFES Europa al que estoy acostumbrada. Voy allí para formar un equipo y trabajar conjuntamente con ellos para iniciar un movimiento autóctono. Y, si Dios quiere, así será; primero, en las facultades de Malabo, y esperamos que también en otros campus de Bata.

Belleza y quebranto

A Aida le encanta Guinea Ecuatorial. Le fascina la forma en que siempre estás rodeado de gente. Si sales a la calle, siempre encuentras a alguien que te salude y te acompañe durante el camino. Si estás en casa, siempre habrá alguien que llame a tu puerta para entrar y tomar algo. Le encanta la hospitalidad, el estilo de vida, los aromas, los colores, la diversidad.

Pero, como en cualquier país, también hay quebranto.

Si bien la mayoría de personas son católicos nominales, el animismo es lo que las domina. Cuando nace un bebé, los padres lo presentan a los espíritus para que “lo protejan”. Cuando alguien enferma, acuden al curandero. Si alguien se enfada, puede que maldiga a su enemigo. Las generaciones más jóvenes lo practican menos que sus padres y abuelos, pero está muy arraigado en la cultura. Para los creyentes jóvenes, es difícil liberarse de ello, y para un extranjero es complicado desafiarlo sin ofender.

No sería extraño abrumarse ante esos signos de oscuridad, pero Aida confía en la obra de Dios:

«Creo que el poder para cambiar se encuentra en la Palabra de Dios. Al leer la Biblia juntos en la universidad, oro para que Dios nos hable y nos muestre dónde estamos depositando realmente la fe, si en el único Dios verdadero o en otras cosas».

El país sueña a lo grande, pero dispone de pocos recursos. Muchos se sienten desesperados y frustrados. Pero Aida y los estudiantes cristianos tienen otra esperanza que compartir, una que no se basa en lo humano. Esa esperanza puede cambiar el corazón de todas las personas del campus y las comunidades. Ese es el sueño de Aida.

«Familia de IFES, imaginemos que nos reunimos de nuevo en 2023 y hay aquí una hermana de Guinea Ecuatorial diciendo que el movimiento está listo para unirse a IFES. ¿Orarás conmigo para que se cumpla esa realidad?” Aida recibe el apoyo del proyecto Abriendo nuevos caminos. Puedes donar ahora para apoyar a los pioneros de IFES que, como Aida, llevan el Evangelio a los campus, ciudades y países inalcanzados.

Aida recibe el apoyo del proyecto Abriendo nuevos caminos. Puedes donar ahora para apoyar a los pioneros de IFES que, como Aida, llevan el Evangelio a los campus, ciudades y países inalcanzados.