Enaltecidas

 Un paseo nocturno debería ser un tiempo gratificante y tranquilo para descansar del sol o para poder pensar y orar. Sin embargo, para muchas mujeres en todo el mundo, un corto paseo nocturno para volver a casa puede ser algo peligroso.

En una investigación de IFES recopilada en el Informe sobre tendencias globales se descubrió que la violencia contra las mujeres es un tendencia que posiblemente afectará al ministerio estudiantil en los próximos años. A pesar de que este asunto está presente en todas partes del mundo, las investigaciones demuestran que América Latina es una de las regiones más aquejadas por este problema, especialmente en los campus universitarios.

Pero los grupos de IFES en América Latina están hablando sobre ello mediante producciones teatrales y debates públicos, para resaltar el valor de la mujer como imagen de Dios que es. Curiosamente, América Latina también es la región de IFES donde hay más mujeres que hombres ocupando el puesto de secretario general. De un total de 20 movimientos, 11 están liderados por mujeres.

“A pesar de que muchos de nosotros consideran que en América Latina existe un ambiente machista, lo cierto es que el campo de misión está abierto a muchas mujeres. Hay mujeres solteras, mujeres casadas con hijos pequeños, con hijos mayores… En otras palabras: hay una gran diversidad de mujeres sirviendo al Señor en el ministerio estudiantil. ¡Es una bendición!”,

afirma Carmen Castillo, Coordinadora Subregional para América Latina.

Esta región ha iniciado un proyecto para reunir con regularidad a las mujeres líderes a fin de que puedan darse apoyo y ánimo entre ellas.

La idea es poder apoyarnos unas a otras en un proceso cuyo objetivo no es solo empoderar a las mujeres tal y como son, sino también apoyar a nuestros hermanos en la misión”,

asegura Carmen.

En una sociedad altamente patriarcal, proyectos como este eliminan los obstáculos a los que se enfrenta el evangelio, que muestra su poder para socavar los mensajes y prácticas degradantes de la cultura machista. Carmen nos dice:

“Tal y como dice una canción de nuestra tierra, ‘[Jesús] exaltó a niños y a mujeres’. Este es el Jesús a quien servimos. Él recibe a los que son despreciados en el mundo y los enaltece y coloca en el lugar correcto”.

Ayer fue el Día Internacional de la Mujer, un día para reconocer los logros y las dificultades de las mujeres en todo el mundo. Esta semana, ora por las mujeres de IFES, que marcan una diferencia a favor del evangelio en los campus universitarios.

  • Ora por las estudiantes universitarias que son víctimas de la violencia de género en sus campus.
  • Ora para que los estudiantes, obreros y líderes de IFES desafíen la discriminación injusta y la violencia contra las mujeres. Ora para que su valor en abordar estas cuestiones traiga gloria al evangelio.
  • Ora por las mujeres que desempeñan funciones de liderazgo en América Latina. Ora para que Dios guíe a sus grupos y desarrolle sus dones y talentos a fin de que sean usados con eficacia en su ministerio.

Un crecimiento vibrante en la tundra patagónica

Jesús mandó a sus discípulos que llevaran el evangelio hasta los confines de la tierra. Pablo Galaz se ha tomado este mandamiento literalmente. Vive en Punta Arenas, una pequeña ciudad portuaria en el lado chileno de la Patagonia. Si bien su ubicación en el extremo sur es el punto de partida perfecto para las expediciones antárticas, supone un desafío para los nuevos grupos de estudiantes pioneros. Las montañas salvajes y las frías islas separan esta región con el resto de Chile. Si Pablo quiere llegar a otra ciudad, debe tomar un caro vuelo de cuatro horas hasta Santiago o conducir tres horas hasta Argentina. La ubicación no es la ideal, pero Pablo cree que un vibrante movimiento estudiantil podría florecer en la fría tundra del sur.  

En 2019, Pablo comenzó su ministerio como obrero pionero de la iniciativa Abriendo nuevos caminos en la Patagonia chilena. Desde entonces, ha dedicado una gran cantidad de su tiempo a conducir grandes distancias a otros pueblos y ciudades de la región, ayudando a pastores y líderes a entender el valor del ministerio estudiantil a través de talleres y enseñanzas. Dado que su ciudad está mucho más cerca de Argentina que su propio país, espera que se desarrolle una asociación con las iglesias argentinas. Dado que el avivamiento ha llegado a muchas iglesias en la Patagonia, el terreno espiritual es fértil para el ministerio estudiantil. La misión de Pablo consiste en ayudarlos a desarrollar un corazón para los estudiantes.  

Ya ha establecido muchas de sus sólidas relaciones con estudiantes de la parte chilena de la Patagonia. En uno de sus largos viajes por carretera a Argentina, Pablo trajo a Nicolás, un estudiante de segundo año que afrontaba dudas sobre su vida y su futuro. Con la vista puesta en el inmenso camino, se sumergieron en ricas conversaciones sobre la vida, el ministerio y la enorme misión de llegar a los estudiantes. Tras el viaje, Nicolás se convirtió en uno de los líderes estudiantiles más fieles de su grupo.  

Los líderes estudiantiles como Nicolás ejercen un gran impacto en el progreso de la plantación de nuevos grupos en la Patagonia. Pero la región está aislada y muchos estudiantes se marchan cuando se gradúan. Sin embargo, Pablo se mantiene firme en su propósito de establecer muchos grupos activos en toda la región. Uno de sus proyectos es la plantación de una iglesia con la misión de valorar y alcanzar a los estudiantes universitarios. Simbólicamente, se han puesto el nombre de El Árbol. Pablo espera que, con el tiempo, esta iglesia y muchas otras echen raíces en el frío suelo de la Patagonia para promover movimientos estudiantiles dinámicos. Ore con nosotros por su apertura de caminos en esta región aislada.  

  • Ora para que Pablo y sus líderes estudiantiles perseveren y por sus reuniones con los líderes de la iglesia en la Patagonia. Ora para que estas iglesias entiendan la necesidad de la evangelización estudiantil.  
  • Ora para que surjan nuevas oportunidades para impartir talleres en las ciudades de Río Grande y Ushuaia.  
  • Ora para que más líderes estudiantiles se impliquen en la misión. 

Tendiendo puentes

NOTA DEL EDITOR: Publicamos incorrectamente una versión anterior de este artículo en la que no incorporamos de manera completa y correcta la información más reciente del personal y los estudiantes de CECE. Nos responsabilizamos del error y pedimos disculpas por el mismo. Lamentamos las preocupaciones o confusión que el contenido haya podido provocar. La versión siguiente refleja con precisión las perspectivas de los miembros de CECE implicados en el artículo. Agradecemos su colaboración en esta publicación de Conexión y esperamos que resulte útil como tema de reflexión a toda la comunidad en cuanto a asuntos de justicia en sus propios contextos. 

Si eres estudiante universitario en Ecuador, las conversaciones en el campus pueden ser estresantes. Vivir en un país profundamente dividido por clase, región, raza y religión es duro. Eso significa que un simple comentario durante la comida puede convertirse en un debate encendido, por lo que puede ser mejor callar mientras tus compañeros expresan sus opiniones en cuanto a la situación política actual, ya que hablar solo sirve para generar tensión. 

En la red también se palpa esta polarización. Algunos estudiantes comparten informaciones y memes cuestionables que pueden ofender a los compañeros que no comparten cultura, contexto o ideología.  

Un país dividido 

En octubre del 2019, los problemas divisivos de Ecuador alcanzaron el punto máximo. Las calles se llenaron de manifestantes después de que el presidente recortara subsidios de 40 años al combustible y promulgara reformas fiscales y laborales.  Algunos explican que estas manifestaciones fueron el resultado de ciento de años de opresión y tensión entre clases sociales, ideologías políticas y desigualdad regional. Las diferencias entre el estándar de vida en los centros urbanos y las áreas rurales son importantes. Quienes viven en áreas rurales tienen menos acceso a servicios como la salud, la educación y la conectividad a Internet, mientras que los de la ciudad disponen de más servicios básicos. 

Otra división es el regionalismo histórico entre las provincias de la costa y de los Andes en el país. La religión, raza, políticas migratorias e ideología política siguen siendo temas sensibles sobre los que es difícil hablar respetuosamente con estudiantes de otras cosmovisiones. Durante las manifestaciones de octubre, los universitarios (incluidos los de CECE) y los campus ayudaron tanto a los manifestantes como a la policía brindándoles refugio, alimento, cuidado de niños y atención médica. Fue una señal clara de que se tendían puentes en momentos de conflicto. 

Implicarse con inteligencia 

CECE Ecuador también está equipando a estudiantes con herramientas prácticas para tender puentes a través del diálogo. Ruth Hicks de Olmedo, director nacional de CECE, dice que muchos estudiantes han observado antes diálogos saludables. Lo explica: 

“Entablar diálogos con respeto no es algo que se suela aprender en la familia, la iglesia ni las esferas políticas. Quizá sí en algunos entornos académicos, como los foros, pero no en el espectro público”. 

El movimiento capacita a los estudiantes para mantener esas conversaciones formándolos y enseñándoles a abordar temas potencialmente polarizados de forma reflexiva y respetuosa. 

“Animamos a los estudiantes a emplear un lenguaje que promueva el diálogo. Queremos que entiendan la importancia de atender e intentar aprender, aunque ya tengan una opinión clara sobre el tema. Si no tienen una posición clara, a entender que es su responsabilidad pensar e investigar la información que comparten, no solo reenviar las últimas publicaciones de Facebook».  

CECE promueve la implicación inteligente en muchos sentidos. El movimiento tiene un blog semanal donde se procura reflexionar sobre los problemas actuales desde una perspectiva cristiana. También han diseñado una capacitación para mostrar a los estudiantes la conexión entre la fe y su vida online. El movimiento también modela una conversación saludable durante sus eventos locales y nacionales.  

En estos eventos, los líderes y el personal pueden crear espacios seguros para que los estudiantes tengan el lenguaje adecuado para discutir sobre temas candentes. Uno de esos eventos es el campamento nacional anual, que reúne a estudiantes de todo el país. Ruth explica que, al principio del campamento, hay estudiantes reticentes a mezclarse con gente de fuera de su grupo.  

“Tenemos estudiantes que, cuando llegan al campamento, apenas han interactuado con nadie de provincias diferentes. Acaban diciendo: ‘Son un poco diferentes a mí, pero fue genial conocerlos. ¡Ahora son amigos míos!’”. 

Al poner en práctica sus consejos para el diálogo saludable, los estudiantes pueden acudir al campamento con una actitud de escucha y aprendizaje hacia quienes tienen perspectivas distintas. A medida que avanzan los días, los estudiantes se sorprenden al descubrir que no es tan difícil hacer amigos. 

Entender la injusticia 

Cuando tienen la formación para entablar diálogos, los estudiantes se pueden volver más sensibles a la injusticias que los rodean. Por ejemplo, actualmente, al hablar de los efectos del coronavirus han resaltado en cuanto a las desigualdades sociales, especialmente entre razas y religiones. Estas disparidades también han sido evidentes en el contexto universitario. Aunque muchos estudiantes de universidades públicas esperaron meses para avanzar sus clases online, las privadas de la ciudad lo hicieron en pocas semanas. Con todo, muchos estudiantes de zonas rurales no tenían Internet o equipo técnico para participar en las clases. Son muchos los estudiantes que tuvieron que reducir las clases o retirarse de universidades privadas debido a la situación económica. 

Muchos de estos estudiantes provienen de familias que dependen de los ingresos que ganan cada día vendiendo en mercados locales. Puesto que estos mercados se cerraron durante el confinamiento, las familias se han visto obligadas a encontrar lugares alternativos donde vender sus productos. Darse cuenta de problemas como estos, junto con las protestas de octubre, ha ayudado a los estudiantes a ver su relación con problemas sistémicos de raíces profundas. 

Una ocasión para aprender 

Al final, CECE modela un diálogo saludable porque cree que así se brinda gloria al evangelio. La obrera Andrea Utreras dice que tender puentes anima a los estudiantes a adquirir un perspectiva más amplia.  

«Jesús llama a todo pueblo, lengua y nación. Nos llama a todos. Y tenemos que estar unidos en él. También tenemos el llamado de amar a la gente, lo que significa que los que aman son distintos. Amarles como personas, y no solo porque compartan nuestra fe». 

Puesto que animan a los estudiantes a pasar a la acción con inteligencia, Andrea siempre les dice que se preparen para crecer.  

«Descubrirán que quizá no tienen toda la razón. Tiene que estar listos para ser desafiados. Para leer más o hacer preguntas a otras personas. No pasa nada por decir: «No lo sé». Si no sabes algo, está bien. Es una ocasión para aprender».  

¿Qué problemas divisivos desaniman la unidad en tu campus? ¿Qué puedes hacer para tender puentes con los que no están de acuerdo contigo?  

Tendiendo puentes con el arte

Laura siempre había soñado con emprender una campaña evangelística creativa con la comunidad de ABU Puerto Rico. Oyó que otros movimientos de América Latina habían organizado un festival de artes, y se sintió inspirada. Con la financiación del proyecto Innovación y Evangelización de IFES, Laura y un grupo de 20 estudiantes organizaron un festival artístico de una semana. El festival comprendió un conjunto de actividades, incluida una serie de charlas sobre temas como el arte y la justicia social y estudios bíblicos. Querían que los estudiantes reflexionaran sobre el Dios que los creó, y cómo los valores cristianos impulsan un estilo de vida con preocupación social.

A lo largo de la semana, todos los preguntaban: ¿Por qué hacéis esto?. Los estudiantes del campus se sorprendieron al descubrir que a los cristianos les importan los problemas sociales y las artes. Abrió las puertas al diálogo. En Puerto Rico, muchos jóvenes se sienten saturados con la religión. La isla es tradicionalmente católica. Piensan que ya conocen el evangelio. Pero un evento creativo como este sirvió para tender puentes, y derrocar las barreras hacia los cristianos evangélicos.

Los estudiantes han descubierto que el arte puede conseguir que la gente comparta pensamientos profundos, independientemente de si las obras de arte son abiertamente «cristianas» o no. Esa ha sido la experiencia del obrero de ABU y artista profesional José.

Cree que el arte puede crear un espacio para la conversación y profundizar en las relaciones:

«El arte es algo común en la humanidad. Es una lengua compartida. Permite el diálogo. Cuando la gente ve mis obras, quieren conocer que hay detrás. Y ahí me dan permiso para hablar sobre cualquier cosa; no les hace sentir incómodos».

Durante la COVID-19, el arte ha creado oportunidades para realizar campañas evangelísticas online. Los movimientos de todo el mundo usan películas, literatura y obras de arte como material de discusión online en grupos. La naturaleza de exploración de estas discusiones suele permitirles dialogar sobre lo espiritual. Esta semana, ora por movimientos como ABUB, que utilizan el arte para entablar conversaciones sobre la fe.

  • Ora por los grupos que intentan evangelizar con el arte online. Ora por discusiones fructíferas sobre la fe.
  • Ora para que los estudiantes y el personal se sienten alentados a usar sus dones en el ministerio.
  • Ora para que los estudiantes no creyentes se sientan cómodos abriéndose con otros estudiantes y personal de IFES al analizar el arte.

UNA GENERACIÓN LLAMADA A RECONSTRUIR

En Brasil, la iniciativa estudiantil impulsa el ministerio. Los líderes estudiantiles son como misioneros en sus centros educativos; capacitan a otros estudiantes y participan en la gobernanza nacional y regional. Ya se imaginarán la preocupación que desató que el movimiento se viera obligado a cancelar su principal conferencia de capacitación estudiantil debido a la pandemia. Jessica Grant, obrera de ABUB, explica que la cancelación de la conferencia implicaba perder a toda una generación de líderes estudiantiles. Lo explica:

«Tener a menos estudiantes capacitados y dispuestos a ser líderes estudiantiles regionales implicaría tener a menos personas que ayuden a los grupos nuevos. Nuestros obreros, por sí solos, no pueden articular los grupos que tenemos hoy en día. Dependemos de los estudiantes para que la misión estudiantil siga con vida».

Como respuesta a la cancelación, los obreros y líderes estudiantiles regionales comenzaron a pensar en nuevas formas de no perder a esa generación. Como resultado, han creado un curso de cuatro semanas de formación misionera online. Su tema se basa en el período posexílico de Esdras y Nehemías, cuando Dios guía a su pueblo para salir del cautiverio y los llama a reconstruir el templo y el muro. Los líderes de ABUB conectaron este período bíblico con la nueva realidad que los estudiantes enfrentan: el desafío de reconstruir el ministerio en un nuevo contexto.

 Jessica dijo:

«El curso está ayudando a los estudiantes a traer significado al momento en que sentimos pérdida e inestabilidad. Están entendiendo que Dios los llama a actuar en medio de esta situación».

El curso termina esta semana. Oremos para que los estudiantes de ABUB sientan el impuso de continuar con el ministerio en esta nueva realidad.

  •  Oremos para que los estudiantes prosigan con la misión activamente e impacten su contexto, aunque no hubiera clases presenciales este año. Ora para que tengan coraje, fuerzas e ideas creativas para alcanzar a sus amigos no cristianos.
  • Ora por los participantes del curso. Ora para que los estudiantes que no conocían ABUB se involucren activamente en sus centros y universidades.

Ora para que Dios ayude a ABUB a aprender cómo seguir capacitando a los estudiantes en este nuevo e incierto futuro.

Por qué importa el ministerio estudiantil pionero

José* es un atareado estudiante de medicina en la ciudad multicutural de San Cristóbal, en México. Él ama a Jesús y quiere compartir las Buenas Nuevas con sus amigos. Pero es difícil. José tiene un trabajo a tiempo parcial para pagarse los estudios, además de una gran carga de trabajo en su universidad. Su fe se ve testada por la amplia variedad de ideologías y prácticas religiosas que le rodean. Pero José no tiene mucho apoyo dado que aún no hay un ministerio IFES establecido en ninguna parte de esa región.

En los últimos dos años, el proyecto de Abriendo Nuevos Caminos ha estado apoyando la obra pionera en esta región. El obrero de COMPA México, Daniel, ha visitado la zona varias veces y está preparándose para mudarse a la zona con su joven familia. Conocer a estudiantes como José le ha ayudado a ver la necesidad de tener un ministerio estudiantil establecido:

“Hay una gran necesidad de discipular a las nuevas generaciones, a los que abrazaron el Evangelio hace años pero jamás recibieron seguimiento ni formación. Estudiantes como José necesitan tener raíces profundas en la fe y el apoyo del cuerpo de Cristo para servir a la universidad e impactar a la sociedad.»

Por favor, únete a nosotros en oración por la obra de Dios en San Cristóbal:

  • Ora por las necesidades prácticas y financieras de Daniel y su familia mientras se preparan para mudarse a San Cristóbal para crear un ministerio estudiantil pionero ahí.
  • Demos gracias por el deseo de José para conocer mejor a Dios y compartir acerca de Él con sus amigos. Ora para que José tenga sabiduría para gestionar su tiempo y que profundicen sus raíces espirituales este año.
  • IFES actualmente está apoyando el establecimiento de 51 nuevos grupos estudiantiles en México. Ora para que estos nuevos grupos se establezcan y triunfen.

*No es su nombre real.

Milagros para los actores estudiantes de Brasil

Cuando consideré formar parte del Experimento Marcos, supe que sería un desafío interesante. Pero nunca imaginé que sería una de las experiencias más destacadas de mi vida.

Sumergidos en la vida de Jesús

El primer día de la formación de líderes estudiantiles de ABUB Brasil, vimos el Experimento Marcos, una forma de contar todo el evangelio de Marcos mediante el teatro en 90 minutos. Lo representaban estudiantes de diferentes regiones. Fue genial experimentar cómo el Experimento Marcos nos transmitía la sensación de sumergirnos en la vida de Jesús.

Tras dos semanas de estudios bíblicos intensivos, aprendizajes y talleres sobre «El camino de la cruz», analizando el evangelio de Marcos, los líderes estudiantiles se esparcieron. La mayoría fueron a servir a iglesias locales u ONG. Pero yo fui una de los 15 estudiantes que se unieron al grupo del Experimento Marcos.

Milagros de primera mano

Después de tres ensayos, realizamos la primera función. ¡Fue toda una experiencia! 90 minutos antes de empezar, uno de los actores se sentía enfermo. No podíamos hacer nada: solo confiar. Comenzamos a orar y a adorar, sabiendo que Dios obra siempre de forma correcta.

¡Faltaban 15 minutos y el actor que estaba enfermo se levantó, oró con nosotros y se sanó! Pudimos empezar la representación confiados de que Dios hablaría a través de nosotros. A pesar de algunos errores, vimos a Dios obrar en ese lugar, y mucha gente se interesó por saber más.

Fue un gran recordatorio de que Jesús calma las tormentas de nuestro corazón y obra milagros.

Pensábamos que no podía ir mejor, ¡pero aún había más!

ABUB Brazil

Un milagro aún mejor

El segundo día, el local estaba lleno. La gente se agolpó en los pasillos, incluso tuvieron que estar de pie. Al final de la representación, nos dimos cuenta de que un estudiante estaba entregando su vida a Cristo, declarando las mismas cosas por las que habíamos estado orando. Descubrimos que sus amigos habían estado orando por él y compartiéndole el evangelio desde hacía tiempo. Había pasado por momentos duros, pero Dios se le reveló como Señor y Salvador a través del Experimento Marcos. ¡Nos sentimos tremendamente agradecido a Dios!

Toda la experiencia del Experimento Marcos nos dio una experiencia nueva, profunda y personal sobre quién es Jesús. Nos ayudó a entender más sobre Él y renovó nuestra fe.

Todos los estudiantes de la formación de líderes estudiantiles de ABUB Brasil fueron alentados a organizar formaciones del Experimento Marcos en sus campus este año.


La estudiante Stephanie abandona su burbuja social

¿Qué llevó a que estas muchachas vivieran en refugios? ¿Cómo era la vida para ellas? Stephanie escuchó sus tristes historias. Unas muchachas tan jóvenes pero que ya tienen un bagaje muy pesado, pensó.

Era la tercera semana de la reciente formación de líderes estudiantiles de ABUB Brasil. Tras dos semanas de estudio bíblico intensivo, de enseñanzas y talleres, los 48 estudiantes se repartieron por la ciudad para servir a las ONG, iglesias y organizaciones misioneras regionales. ¿Por qué? Para aprender que dirigir es servir.

La graduada Stephanie estaba ayudando a una ONG que trabaja entre jóvenes de un trasfondo complicado. Una semana de jardinería, pintura y de hablar con los jóvenes le causó una gran impresión. Los pasajes bíblicos familiares le impactaban de formas nuevas: el llamado a llorar con los que lloran y la promesa de una nueva Creación.

Reflexionó:

La experiencia de salir de mi burbuja social y de involucrarme con otras realidades me hizo reflexionar acerca del papel del cristianismo ante las injusticias y la desigualdad social.

¿Puedes orar por estos estudiantes y graduados de ABUB esta semana?


  • Ora para que la formación en liderazgo de los estudiantes y sus experiencias sirviendo a los demás moldeen la forma en la que viven su fe en sus campus a lo largo de este año. Ora para que hallen formas en las que mostrar su compasión a quienes están sufriendo y hablando en contra de la injusticia.
  • Ora para que estos líderes estudiantiles sirvan a sus grupos de estudiantes con fidelidad a lo largo de este año. Ora para que tengan valentía y creatividad en la evangelización. Ora para que el crecimiento del movimiento siga adelante por medio de ellos.

¿Podría el Evangelio transformar a la ciudad de la violencia?

Fue una decisión enorme y Cecy tenía la cabeza repleta de preguntas. ¿Cómo sería vivir ahí? ¿Cómo sería el contexto universitario? ¿Con qué lucharían los estudiantes? ¿Cómo serían las iglesias? ¿Me está llamando Dios a ir ahí?

Cecy realizó su primer viaje exploratorio a La Paz, una pequeña ciudad en México, en el mes de noviembre del año pasado. Aunque el nombre de La Paz podría evocar tranquilidad, es de todo menos pacífica. Es una ciudad peligrosa, con altos niveles de delincuencia, violencia y homicidios. COMPA, el movimiento de IFES en México no tiene ningún ministerio estudiantil ahí en estos momentos. Por lo que Cecy oró para que Dios le diera claridad en cuanto al camino que tenía por delante y… ¡Lo hizo!

Descubriendo La Paz

La Paz tiene al menos 18 universidades, algunas son públicas y otras son privadas. Cecy tuvo la oportunidad de reunirse con varios estudiantes y conocer su contexto. ¿Cuáles son los retos que afrontan como estudiantes cristianos? Una cosa que mencionaron era el rechazo que estaban afrontando, eran etiquetados como homófobos por las impresiones negativas que tenía la gente de la Iglesia.

Otra estudiante, Sara, comentó lo difícil que resultaba hacer obra misionera sola. Le hizo muy feliz que Cecy viniera a darle apoyo y a equiparle para compartir el Evangelio con sus amigos.

Cecy también cobró ánimo al descubrir que las iglesias locales estaban interesadas en conocer la visión de COMPA y tenían una actitud positiva hacia la colaboración.

Cecy prevé mudarse ahí en mayo para empezar la obra pionera. Ahora está orando para que Dios le proporcione un equipo que trabaje junto, una vivienda adecuada para el ministerio y las finanzas adecuadas para ello.


Actualmente, IFES está apoyando la obra pionera de 51 grupos nuevos en México mediante el proyecto Abriendo Nuevos Caminos. Descubre más acerca de este proyecto y lee más historias de las obras pioneras en todo el mundo.

Apoya hoy la iniciativa pionera de IFES en campus no alcanzados en América Latina y en el resto del mundo.

QUIERO DONAR A

Log in to your giving account
$

Aisha vuelve a sus raíces

La historia de amor de Cecilia y Franco comenzó cuando eran estudiantes universitarios en Chile. Ambos eran líderes estudiantiles de GBUCh, el movimiento local de IFES, donde Cecilia se había convertido hacía poco. Antes de que Franco se graduara, sus padres se mudaron con él a los Estados Unidos para comenzar una nueva vida, y los dos estudiantes siguieron sus propios caminos. Unos años más tarde, sus caminos de cruzaron de nuevo. Se casaron, y Cecilia se mudó a Estados Unidos cuando tuvieron a su hija Aisha.

Habiendo crecido en Estados Unidos, Aisha estaba acostumbrada las luchas de las familias migrantes (la barrera lingüística, la soledad, las diferencias culturales). Era duro.

Pero hoy Aisha agradece su contexto migracional. Recientemente se graduó y ahora se está preparando para volver a Chile por unos años para servir en el movimiento de IFES de allí. Aisha quiere ayudar especialmente a GBUCh a alcanzar a muchos estudiantes inmigrantes que recientemente han llegado a Chile desde Venezuela, Haití y otros países vecinos. Estará trabajando en cuatro ciudades distintas, algunas de las más pobres de Chile, que no cuentan con ningún personal de GBUCh.

¿Puedes orar por ella?

  • Demos gracias a Dios por la forma en que ha preparado a Aisha para su rol y por su disposición. Ora por las preparaciones finales, el levantamiento de fondos y la mudanza a Chile en febrero del 2020.
  • Ora para que Aisha pueda ayudar a los estudiantes de GBUCh para alcanzar eficazmente a los estudiantes de todos los contextos distintos. Ora para que muchos lleguen a la fe en 2020.
  • Las protestas de Chile son recurrentes y a veces violentas. Ora para que se restaure la paz.

Aisha servirá en GBUCh como parte del programa InterVaristy Link.

¡Gracias por orar con nosotros!