Estudiantes estudiando la Biblia con BCSU Bulgaria.

Un caso de estudio sobre la Biblia y la autoridad

Decir que comprender el contexto histórico de un pasaje bíblico en concreto es importante para su interpretación es un asunto tan conocido que apenas es meritorio pasar tiempo hablando de ello en profundidad. Sin embargo, hace bien poco que hemos empezado a apreciar al completo el significado crucial que tiene el contexto del lector en el mismo proceso interpretativo. El contexto es como el aire que respiramos, siempre está ahí, rara vez pensamos en él pero no podemos vivir sin él. Es tan natural para nosotros y lo que hacemos que suele resultar invisible. Debido a su calidad de cuasi-invisibilidad podemos tener la impresión de que nuestro contexto no desarrolla un papel importante en nuestros hábitos de lectura y en nuestras decisiones interpretativas. De hecho, esto no podría estar más alejado de la verdad. El contexto impacta nuestra interpretación de la Biblia de una forma más significativa de lo que solemos ver. No solo nos sugiere las preguntas que planteamos, sino que influye en las respuestas que damos.

Permítanme que lo ilustre con un ejemplo específico, uno que es teológicamente complejo a la vez que significativo a nivel práctico. ¿Qué dice la Biblia acerca de cómo debemos reaccionar ante la autoridad?

La forma en la que respondemos a esta pregunta se ve influido por una serie de factores. Uno es si el poder está en nuestras manos. Los que tienen el poder naturalmente piensan que el poder debe ser obedecido. Los pastores tienen una mayor probabilidad de enfatizar versículos como Hebreos 13:17: “Obedezcan a sus dirigentes y sométanse a ellos, pues cuidan de ustedes como quienes tienen que rendir cuentas” (NVI). Al contrario, los miembros de las iglesias que hayan sido víctimas del abuso por parte del liderazgo probablemente busquen consejo en otros lugares.

Nuestras circunstancias sociales y políticas también tienen impacto sobre nuestros pensamientos. Los que viven en sociedades seguras y ordenadas suelen considerar el gobierno como algo positivo. Ofrece orden, seguridad y justicia. Aunque estos fallen de vez en cuando, en general, los beneficios superan con creces los fallos puntuales. La obediencia a la autoridad en estos contextos es imperativa para extender el bien común. La desobediencia lleva a la alteración y el caos. Por tanto, es natural que los cristianos de dichas comunidades acudan a pasajes tales como Romanos 13:1–7 cuando debaten acerca de su actitud frente a la autoridad.

Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él. Por lo tanto, todo el que se opone a la autoridad se rebela contra lo que Dios ha instituido. Los que así proceden recibirán castigo. Porque los gobernantes no están para infundir terror a los que hacen lo bueno sino a los que hacen lo malo. ¿Quieres librarte del miedo a la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás su aprobación, pues está al servicio de Dios para tu bien. Pero si haces lo malo, entonces debes tener miedo. No en vano lleva la espada, pues está al servicio de Dios para impartir justicia y castigar al malhechor. Así que es necesario someterse a las autoridades, no sólo para evitar el castigo sino también por razones de conciencia. Por eso mismo pagan ustedes impuestos, pues las autoridades están al servicio de Dios, dedicadas precisamente a gobernar. Paguen a cada uno lo que le corresponda: si deben impuestos, paguen los impuestos; si deben contribuciones, paguen las contribuciones; al que deban respeto, muéstrenle respeto; al que deban honor, ríndanle honor. (NVI)

En las democracias liberales modernas, por ejemplo, los consejos de Pablo tienen todo el sentido.[1]

Sin embargo, no todas las sociedades son democráticas y liberales. Hay gobiernos opresivos y malvados. No todos los dirigentes son el “terror de la mala conducta”, algunos son la “mala conducta” personificada. Con frecuencia el consejo: “¿Quieres librarte del miedo a la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás su aprobación” no va a funcionar. ¿Cómo leemos la Biblia en este contexto entonces?

Uno de los pasajes que nos puede servir de guía en este tema es el primer capítulo del libro de Éxodo (1:15–21). El faraón ordena a las parteras hebras que maten a todos los varones nacidos al pueblo de Israel y permitir solo que sobrevivan las niñas. En la ideología egipcia, el faraón no solo era el rey, sino que era también el mediador entre la esfera humana y la divina. Era responsable de mantener el orden en el mundo creado. La desobediencia a su autoridad fue un acto de maldad absoluta porque constituía un golpe contra el tejido mismo de la creación (como una traición moderna, pero con consecuencias cósmicas).

Las parteras ignoran la orden real y permiten que vivan los niños varones. Cuando les llama el rey para interrogarlas acerca de su comportamiento, no confiesan abiertamente su desobediencia. En su lugar, fingen que luchan en buena consciencia para desarrollar la instrucción real, pero argumentan que las mujeres hebreas se lo impidieron. Las mujeres habían dado a luz para cuando las parteras llegaban a la casa, haciendo que el asesinato fuera imposible. Por lo que las parteras no solo desobedecían a su gobernante sino que usaban engaños para ocultar su desobediencia y escapar de las consecuencias. En otras palabras, cometían un delito y mentían para ocultarlo. Pero, por hacerlo les alaba el texto y están bendecidos por Dios mismo: “por haberse mostrado temerosas de Dios, les concedió tener muchos hijos” (Éx. 1:21, NVI).

Muchas personas viven en contextos en los que la historia de las parteras moldearía mucho mejor su actitud y sus respuestas a las autoridades que los consejos de Pablo a los romanos. El contexto no solo sugiere las preguntas que le hacemos a la Biblia, pero también condiciona las respuestas que obtenemos.

Hay implicaciones prácticas para una comunidad como IFES. Una red global cristiana como la nuestra facilita el intercambio de experiencias, ideas y enseñanzas a través de las fronteras y continentes. Esto es, en sí mismo, tremendamente enriquecedor e inspirador. Sin embargo, conlleva sus propios retos. Una lectura bíblica nacida y formada en el contexto propio no siempre conecta o se traslada bien a otro contexto. A veces puede imponerles a los cristianos de otros lugares las actitudes y las ideas que no son sencillamente irrelevantes, sino que resultan realmente dañinas. Las interpretaciones con condiciones contextuales que son elevadas a la categoría de verdades universales no construyen ni fortalecen a la Iglesia.[2]

La dificultad recae en que nuestro contexto es como el aire que respiramos. No lo vemos, por lo que no solemos considerarlo. Por eso nos resulta es tan fácil pensar que lo que es correcto para nuestro contexto debe ser correcto para todos los demás. A nosotros nos parece natural y evidente. Lo que es natural para nosotros no es necesariamente natural para los demás. Aprender a leer la Biblia siendo conscientes de nuestro contexto crea el reto dual de la humildad y la precaución; la humildad para que no presupongamos arrogantemente que nuestras opiniones sean automáticamente extensibles a todos, y precaución para que no aceptemos sin crítica todas las cosas que nos llegan de otros países y tierras exóticas.

Publicado bajo una licencia de Creative Commons (Reconocimiento Sin obra derivada).


Responda

  • ¿Qué piensa? Puede marcar el texto de este artículo para hacer un comentario o añadir su respuesta más abajo.
  • ¿Por qué no se reúne en un grupo para hablar acerca de este número de Palabra y Mundo usando nuestras preguntas para debatir?

Preguntas para debatir

La Biblia y la autoridad política

Lecturas: 

  • Éxodo 1:15-21. 
  • Romanos 13:1-7 
  • Charlie Hadjiev, “Un Caso de Estudio sobre la Biblia y la Autoridad” 

Charlie Hadjiev dice que nuestro contexto político moldea cómo leemos los pasajes de las Escrituras que versan sobre la autoridad. 

  1. ¿Quién ostenta la autoridad política de su país? ¿Cómo usan esta autoridad? 
  2. ¿Con qué pasaje es más fácil identificarse en su país? ¿El del Éxodo o el de Romanos? 
  3. ¿Con qué pasaje es más difícil identificarse en su país? 
  4. ¿Qué puede aprender de estos pasajes en relación a cómo responder a la autoridad? 

Escuchar la lectura de la Biblia en voz alta

Escuche: 

  • Haga que una persona lea un pasaje de la Biblia mientras que los demás escuchan sin mirar la Biblia.  

Durante una gran parte de la historia de la iglesia – y en una gran parte del mundo de hoy en día  – la Biblia se escucha más de lo que se lee. La lectura pública de la Biblia en la iglesia era, y sigue siendo la principal forma en la que se recibe la Biblia.  

1. ¿Cómo cambia la forma en la que lo recibe al escuchar cómo lo leen en voz alta?

Pida que lean el pasaje al menos una vez más.

2. ¿Qué nota cuando lo escucha de nuevo?

Escuchar la Biblia en grabaciones de audio y nuevo medios

Escuche:

  • Escuche un pasaje de la Biblia en una grabación de audio o mediante alguna otra tecnología.

Escuchar la Biblia no es solo una experiencia del pasado. Está creciendo hoy en día a través de las grabaciones de audio y otras tecnologías en las que hay un retorno a la tradición oral.

1. ¿Qué hace con mayor frecuencia? ¿Escucha la Biblia o la lee?

2. Cuando escucha este pasaje en un audio o en algún otro soporte tecnológico, ¿cómo cambia la forma en la que escucha la Palabra de Dios?

  • Escuche el pasaje de nuevo.

3. ¿Qué nota cuando lo escucha repetido?

Lecturas adicionales 

Las siguientes obras se refieren a la lectura de la Biblia en contexto. Los autores de esta edición de Palabra y Mundo han sugerido la mayoría de estos títulos. Estas obras proceden de una gama de tradiciones cristianas. 

Inglés 

Adeyemo, Tokunboh, ed. Africa Bible CommentaryNairobi, Kenya: WordAlive Publishers; Grand Rapids, Mich.: Zondervan, 2006. 

Brueggemann, Walter. “Futures in Old Testament Theology: Dialogic Engagement.” Horizons in Biblical Theology 37, no. 1 (2015): 32–49. 

Coffey, John. Exodus and Liberation: Deliverance Politics from John Calvin to Martin Luther King Jr. New York: Oxford University Press, 2014. 

Davis, Ellen F. Scripture, Culture, and Agriculture: An Agrarian Reading of the Bible. Cambridge: Cambridge University Press, 2009. 

Dykstra, Laurel. Set Them Free: The Other Side of Exodus. Maryknoll, NY: Orbis Books, 2002. 

Ekblad, Bob. Reading the Bible with the Damned. Louisville, Ky.: Westminster John Knox Press, 2005. 

Escobar, Samuel. A Time for Mission: The Challenge for Global ChristianityNew ed. Nottingham: Inter-Varsity Press, 2011. 

———. “Doing Theology on Christ’s Road.” In Global Theology in Evangelical Perspective: Exploring the Contextual Nature of Theology and Mission, edited by Jeffrey P Greenman and Gene L Green. Downers Grove, Ill.: IVP Academic, 2012. 

———. The New Global Mission: The Gospel from Everywhere to Everyone. Downers Grove, Ill.: IVP Academic, 2003. 

———. “The Social Impact of the Gospel.” In Is Revolution Change?, edited by Brian Griffiths. London: Inter-Varsity Press, 1972. 

Green, Gene L, Stephen T Pardue, and K K Yeo, eds. Jesus without Borders: Christology in the Majority World. Majority World Theology Series 1. Grand Rapids: Eerdmans; Carlisle: Langham Global Library, 2015. 

———, eds. The Trinity among the Nations: The Doctrine of God in the Majority World. Majority World Theology Series 2. Grand Rapids, Mich.: Eerdmans; Carlisle, Cumbria: Langham Global Library, 2015. 

Greenman, Jeffrey P, and Gene L Green, eds. Global Theology in Evangelical Perspective: Exploring the Contextual Nature of Theology and Mission. Downers Grove, Ill.: IVP Academic, 2012. 

Griffiths, Brian, ed. Is Revolution Change? London: Inter-Varsity Press, 1972. 

Judge, E A. The Social Pattern of the Christian Groups in the First Century: Some Prolegomena to the Study of New Testament Ideas of Social Obligation. London: Tyndale Press, 1960. 

McLean, Bradley H. Biblical Interpretation and Philosophical Hermeneutics. Cambridge: Cambridge University Press, 2012. 

Neville, Robert C, Amos Yong, and Peter Heltzel, eds. Theology in Global Context: Essays in Honour of Robert Cummings Neville. London: T&T Clark, 2004. 

Oden, Thomas C. A Change of Heart: A Personal and Theological Memoir. Downers Grove, Ill.: IVP Academic, 2014. 

———, ed. Ancient Christian Commentary on Scripture. Downers Grove, Ill.: InterVarsity Press, 1998-. 

———. How Africa Shaped the Christian Mind: Rediscovering the African Seedbed of Western Christianity. Downers Grove, Ill.: IVP, 2007. 

Ott, Craig. “Globalization and Contextualization: Reframing the Task of Contextualization in the Twenty-First Century.” Missiology 43, no. 1 (2015): 43–58. 

Padilla, C René. “My Theological Pilgrimage.” Journal of Latin American Theology 2 (2009). 

———. “Revolution and Revelation.” In Is Revolution Change?, edited by Brian Griffiths. London: Inter-Varsity Press, 1972. 

Parratt, John, ed. An Introduction to Third World Theologies. Cambridge: Cambridge University Press, 2004. 

Patte, Daniel, ed. Global Bible CommentaryNashville: Abingdon Press, 2004. 

Richards, E Randolph, and Brandon J O’Brien. Misreading Scripture with Western Eyes: Removing Cultural Blinders to Better Understand the Bible. Downers Grove, Ill.: IVP Books, 2012. 

Ritzer, George. The McDonaldization of Society. 8th ed. Los Angeles: SAGE, 2015. 

Schmid, Konrad. “What Is the Difference Between Historical and Theological Exegesis?” Translated by Peter Altmann, 2011. 

Selby, Gary S. Martin Luther King and the Rhetoric of Freedom: The Exodus Narrative in America’s Struggle for Civil Rights. Studies in Rhetoric and Religion 5. Waco, Tex.: Baylor University Press, 2008. 

Stott, John. “Culture and the Bible.” InterVarsity Christian Fellowship: International Student Ministry, December 16, 2013. http://ism.intervarsity.org/resource/culture-and-bible. 

Sweeney, Marvin A. Tanak: A Theological and Critical Introduction to the Jewish Bible. Minneapolis: Fortress Press, 2012. 

Tennent, Timothy C. Theology in the Context of World Christianity: How the Global Church Is Influencing the Way We Think about and Discuss Theology. Grand Rapids, Mich.: Zondervan, 2007. 

Tiénou, Tite, and John Jusu, eds. Africa Study BibleWheaton, Ill.: Oasis International, 2017. 

Volf, Miroslav. Captive to the Word of God: Engaging the Scriptures for Contemporary Theological Reflection. Grand Rapids, Mich.: Eerdmans, 2010. 

Walzer, Michael. Exodus and Revolution. New York: Basic Books, 1984. 

Warrior, Robert. “Canaanites, Cowboys, and Indians: Deliverance, Conquest, and Liberation Theology Today.” Christianity & Crisis 49, no. 12 (September 11, 1989): 261–65. 

Wintle, Brian C, ed. South Asia Bible Commentary. Grand Rapids, Mich.: Zondervan, 2015. 

Yeo, K K. “Chinese Christologies: Images of Christ and Chinese Cultures.” In The Oxford Handbook of Christology, edited by Francesca Aran Murphy, 393–407. Oxford: Oxford University Press, 2015. 

———. “Culture and Intersubjectivity as Criteria of Negotiating Meanings in Cross-Cultural Interpretations.” In The Meanings We Choose: Hermeneutical Ethics, Indeterminacy and the Conflict of Interpretations, edited by Charles H Cosgrove, 81–100. Journal for the Study of the Old Testament. Supplement Series 411. London: T&T Clark, 2004. 

———. “Introduction: Trinity 101: Kaleidoscopic Views of God in the Majority World.” In The Trinity among the Nations: The Doctrine of God in the Majority World, edited by Gene L Green, Stephen T Pardue, and K K Yeo, 1–17. Majority World Theology Series 2. Grand Rapids, Mich.: Eerdmans; Carlisle, Cumbria: Langham Global Library, 2015. 

———. Musing with Confucius and Paul: Toward a Chinese Christian Theology. Eugene, Ore.: Cascade Books, 2008. 

———. What Has Jerusalem to Do with Beijing? Biblical Interpretation from a Chinese Perspective. Harrisburg, Penn.: Trinity Press International, 1998. 

Francés 

Adeyemo, Tokunboh, et Solomon Andria, eds. Commentaire biblique contemporain. Marne-la-Vallée : Éd. Farel, 2008. 

Angers, Dominique. La méditation biblique à l’ère numérique. Marne-la-Vallée : Farel éd., 2012. 

Berthoud, Pierre, et Paul Wells, eds. Texte et historicité: récit biblique et histoireCléon-d’Andran: Éd. Excelsis, 2006. 

Blandenier, Patrick. Les pauvres avec nous: la lutte contre la pauvreté selon la Bible et dans l’histoire de l’Eglise. Valence : Ligue pour la lecture de la Bible, 2006. 

Blocher, Henri. La Bible au microscope. Vol. 2. Vaux-sur-Seine : Édifac, 2010. 

———. La Bible au microscope: exég̀ese et théologie biblique. Vaux-sur-Seine : Editions Édifac, 2006. 

Brisebois, Mireille. Des méthodes pour mieux lire la Bible: l’exégèse historico-critique. Montréal : Société catholique de la Bible, 1983. 

Courthial, Pierre, et Paul Wells, eds. Dieu parle ! études sur la Bible et son interprétation en hommage à Pierre Courthial. Aix-en-Provence : Éd. Kerygma, 1984. 

Escobar, Samuel. La mission. Marne-la-vallée : Farel, 2006. 

Fee, Gordon D., et Douglas K. Stuart. Un nouveau regard sur la Bible. Deerfield, Fla. : Editions Vida, 1990. 

Hoggarth, Pauline. La graine et le sol: une parole qui libère. Champs-sur-Marne (Seine-et-Marne) : Farel, 2012. 

Imbert, Yannick. “L’instrumentalisation Des Ecritures Par Les Idéologies.” La Revue Réformée 268, no. 44 (2013). 

Kuen, Alfred. Comment étudier la Bible. Marpent : Éditions BLF, 2001. 

———. Comment interpréter la Bible. Saint-Légier, Suisse : Emmäus, 1991. 

———. Comment lire la Bible. Vennes sur Lausanne : Ligue pour la lecture de la Bible, 1978. 

Marguerat, Daniel, Yvan Bourquin, Marcel Durrer, et Florence Clerc. Pour lire les récits bibliques: initiation à l’analyse narrative. Paris : Les Éd. du Cerf; Genève : Labor et fides, 2009. 

Nisus, Alain, ed. L’amour de la sagesse: Hommage à Henri Blocher. Vaux-sur-Seine : Édifac, 2012. 

Padilla, C. René. “L’interprétation de la Parole.” In L’Évangile et le monde urbanisé, 5e édition. Montréal : Direction Chrétienne, 2009. 

Padilla, René, Samuel Escobar, et Hans Ferdinand Bürki. Évangile, culture et idéologies. Lausanne : Presses bibliques universitaires, 1977. 

Romerowski, Sylvain. Les sciences du langage et l’étude de la Bible. Charols : Excelsis, 2011. 

Smith, Glenn. “La mission de Dieu et la vocation évolutive de l’Église au Québec.” In L’Évangile et le monde urbanisé, 5e édition. Montréal : Direction Chrétienne, 2009. 

Smith, Sandra, et Glenn Smith. La méthode inductive d’étude biblique. Montréal : Direction Chrétienne, 2014. 

Wiher, Hannes, ed. Bible et mission. Vol. 2. Charols : Excelsis, 2012. 

———, ed. Bible et mission: vers une théologie évangélique de la mission. Charols : Excelsis, 2012. 

———, ed. La mission de l’Église au XXIe siècle les nouveaux défisCharols : Excelsis, 2010. 

Wright, Christopher Joseph Herbert. La mission de Dieu: fil conducteur du récit bibliqueCharols : Excelsis, 2012. 

Español

Arana Quiroz, Pedro. Progreso, técnica y hombre: algunas reflexiones histórico-bíblicas pronunciadas en diversas universidades latinoamericanas. Barcelona: Ediciones Evangélicas Europeas, 1973. 

———. Providencia y revolución. Lima, Perú: El Estandarte de la Verdad, 1970. 

Atiencia, Jorge, Samuel Escobar, y John Stott. Así leo la Biblia: cómo se forman maestros de la Palabra. Barcelona; Buenos Aires: Certeza Unida, 1999. 

Escobar, Samuel. Cómo comprender la misión. Barcelona: Certeza Unida, 2008. 

———. Diálogo entre Cristo y Marx y otros ensayos. Ed. rev. Lima: AGEUP, 1969. 

Escobar, Samuel, C René Padilla, y Edwin Yamauchi. ¿Quién es Cristo hoy? Buenos Aires: Ediciones Certeza, 1971. 

Padilla, C René. Misión integral: ensayos sobre el Reino de Dios y la iglesia. Barcelona: Ediciones Kairós, 2015. 

Salinas, Daniel. Nuestra fe: Integrando la Palabra en la vida cotidiana. Certeza México, 2013. 

Wright, Christopher J H, y Jonathan Lamb. La versatilidad de la BibliaLima, Perú: Ediciones Puma, 2015. 

Otras lenguas 

Schmid, Konrad. “Sind die Historisch-Kritischen kritischer geworden? Überlegungen zu Stellung und Potential der Bibelwissenschaften.” Jahrbuch für biblische Theologie, Schmid 25 (2011): 63–78. 

杨克勤 = K K Yeo. 庄子与雅各隐喻生命遨游天恩 = Zhuangzi and James. 上海市 = Shanghai: 华东师范大学出版社, 2012. 

Notas al pie

[1] Por lo tanto, todo el Pero el Imperio Romano no era una sociedad democrática moderna. Para los propósitos que nos atañen en este escrito, sin embargo, dejaré a un lado la cuestión del significado original e histórico de este pasaje, por importante que fuera. ¿Acaso Pablo estaba dando unos consejos válidos sobre el asunto o simplemente eran consejos ligados a la situación histórica específica de sus primeros lectores? 

[2] No quiero dar la impresión de que cada lectura tiene un vínculo contextual que no tiene la capacidad de trascender a su contexto y hablarle a las demás culturas. Seguir por ese camino sería tan extremo como decir que todas nuestras enseñanzas contextuales son universalmente aplicables. En la extensión de este artículo, sin embargo, no es posible explorar mucho más la complejidad de este dilema. 

Todos los artículos de Palabra y Mundo