190611 Mali

Africa francófona: Arriesgarlo todo para iniciar una nueva comunidad cristiana

En algunos países de la África francófona, hablar con los estudiantes sobre Jesús implica arriesgar tu vida y la suya. Moussa*, un graduado de Burkina Faso, sintió el llamado a mudarse a uno de esos países en 2016. El extremismo religioso lo convierte en un lugar muy peligroso. Se ha asesinado a representantes estatales y gobernantes municipales. Se ha tomado a trabajadores humanitarios como rehenes. Han matado policías. Cruzar el país para alcanzar a estudiantes de zonas más remotas es cada vez más complicado debido a la prohibición de las motocicletas como medida antiterrorista. 

En un ambiente tan hostil, merece aún más honra que los estudiantes se arriesguen a compartir de Jesús con otros. Moussa organizó hace poco una formación evangelística para líderes estudiantiles. Uno de ellos, Jean-Marc*, se comprometió a iniciar un nuevo grupo en una escuela secundaria a unos 30 km. A pesar de la prohibición de las motocicletas, Jean-Marc fue a negociar con las autoridades locales para obtener un permiso para emprender un viaje en motocicleta con otro miembro del equipo. Por la gracia de Dios, se lo concedieron. A día de hoy, existe un grupo bíblico en esa escuela. 

Moussa nos pidió que oráramos por ese pequeño movimiento: 

  • Demos gracias a Dios por Jean-Marc y el nuevo grupo bíblico que ha iniciado en la escuela. Ora para que los miembro de este grupo sean valiente para compartir el evangelio. 
  • Ora por Moussa y el resto de estudiantes, para que sigan recordando la soberanía y el poder de Dios en la oscuridad. Ora para que más trabajadores puedan ir a lugares peligrosos como estos en la África francófona. 
  • Ora para que vuelva la paz al país. 

*No es su nombre real. 

¡Gracias por orar con nosotros! *No es su nombre real. 

Todas las historias del Prayerline