Agricultura en Acción

FOCUS Zimbabwe está usando pollos para educar

Muchos niños en Zimbabwe se sienten abandonados. Desde la aparición del VIH/SIDA en la década de los 80, el número de niños huérfanos en el país ha crecido de forma dramática. Tras el fallecimiento de sus padres, estos niños suelen pasar al cuidado de otros familiares. Desgraciadamente, estos familiares no siempre pueden suplir sus necesidades y acaban en las calles. Como resultado, todos quedan retrasados a nivel educativo y hasta social. Los estudiantes más mayores, así como los niños más pequeños se vuelven hacia el sexo, la drogadicción y el alcoholismo. Lo que tiene unas consecuencias graves para su salud y su futuro. Un pequeño haz de esperanza es la educación, pero muchos carecen de esta oportunidad. El precio de la educación es demasiado alto y hay pocas becas. Pero, en el caso de aquellos huérfanos que logran tener ayuda económica, la educación les cambia la vida.  

El compromiso se convierte en acción 

Godfree Shuro, un obrero a tiempo parcial de FOCUS Zimbabwe, quiere hacer que la educación sea accesible para los huérfanos. Dice que el curso por Internet de IFES «Conectar con la Universidad» le inspiró a buscar oportunidades para satisfacer las necesidades espirituales y físicas de su comunidad. Para un trabajo de un curso, Godfree creó una iniciativa que proporcionaría ayuda económica para la educación de niños huérfanos. Usó su propio trasfondo rural para empezar el Broiler Project. Junto a otros 20 estudiantes empezó a criar y vender pollos para asar (broilers) para levantar fondos. El dinero del proyecto está cubriendo los gastos de formación de tres estudiantes de educación primaria para los próximos 6 años, y los gastos mensuales de material escolar para 20 estudiantes de secundaria. Además de todo ello, el grupo suele recopilar cosas donadas por estudiantes universitarios para los estudiantes de educación primaria y secundaria de las zonas rurales.  

Godfree dice que decidieron criar pollos porque es una forma eficiente de ganar dinero. Criar un pollo lleva unas seis semanas y el proceso requiere poco mantenimiento. El proyecto es práctico porque hay una gran demanda de pollos y pueden venderlos fácilmente en los mercados o a las cocinas de las universidades en el campus.  

El Broiler Project ha permitido que los estudiantes de FOCUS pongan en práctica su propia educación. Los que están estudiando agricultura crían los pollos, mientras que los que hacen empresariales se centran en la contabilidad y en los informes financieros. También nos relata que muchos de los estudiantes tienen un interés especial en el proyecto porque ellos mismos eran huérfanos. Uno de estos estudiantes es Innocent Gwatura, que trabaja como tesorero en este proyecto. Tuvo la gran suerte de recibir dinero de un fondo para su formación secundaria y quiere que otros niños huérfanos tengan las mismas oportunidades que él. 

“Cuando eres huérfano, es más probable que te priven de disfrutar de ciertas cosas en la vida. Ser un huérfano sin educación empeora este problema. Así que presiono para ayudar a otros huérfanos a recibir educación porque quiero mostrarles que […] todavía pueden hacer grandes cosas en la vida.” 

Creando una Plataforma 

Además de llegar a las necesidades físicas, el proyecto le da a FOCUS una plataforma para compartir el evangelio. Godfree dice: 

“El proyecto nos ha dado la oportunidad de hablar acerca de Dios en las escuelas primarias. Cada vez que las visitamos, tenemos tiempo para compartir el Evangelio con todos los estudiantes. También les animamos con temas distintos relacionados con hábitos de vida saludables».  

Godfree relata que, al trabajar para aliviar una necesidad social, más personas están dispuestas a escucharles. 

«El proyecto también nos ha dado la oportunidad de compartir el Evangelio con todos los obreros. Realmente aprecian la iniciativa estudiantil. Aprendí que, si haces algo bueno para una comunidad, la gente te empieza a prestar atención.» 

A causa de la pandemia, FOCUS no puede visitar escuelas. Afortunadamente, a pesar de las medidas de distanciamiento social, pueden seguir criando pollos. El grupo también ha usado el dinero donado por un grupo colaborador para comprar comida para niños que han sido afectados económicamente por el virus. Godfree cree que cada pequeño gesto cuenta.  

«Estamos intentando crecer. Seguimos siendo pequeños. Estamos empezando por poco, pero esperamos crecer para impactar mucho a la comunidad». 

El Broiler Project demuestra cómo un movimiento puede dar pequeños pasos para tener un gran impacto. ¿De qué forma puedes llegar a satisfacer una necesidad social a tu alrededor? 

Conectar con la Universidad

Find out more
Todas las publicaciones de Conexión