Filipinas: Un legado empoderante

Tras 67 años, la Dra. Gloria Casabal sigue recordando la emoción de encontrar la fe en la universidad. Al fin y al cabo, fue una de las estudiantes originales que asistieron al primer estudio bíblico de IVCF Filipinas con la obrera pionera Gwen Wong. A través del estudio bíblico con Gwen, su fe maduró en un estilo de vida que la guiaría en todos los altibajos. Tras todos estos años, Gloria ha visto cómo el mundo cambiaba de muchas maneras. Con todo, siempre encontró seguridad en la estabilidad de Dios. También ha visto como la iglesia seguía compartiendo la esperanza independientemente de las circunstancias.

Puesto que sus vidas habían cambiado profundamente gracias a la mentoría de Gwen, Gloria y su marido Vic quisieron usar sus propios dones para empoderar a los estudiantes. Desde que se graduaron, han hecho donativos fielmente al movimiento. Sus donaciones se suelen usar para pagar facturas, alquileres, campamentos y salarios del personal. Sin embargo, debido a la cancelación de eventos debido a la pandemia, el dinero esta vez se destinó a otros fines. La pareja aprobó una iniciativa para fabricar coberturas faciales caseras para la policía y otras personas de la primera línea.

Con la financiación de los Casabal, el personal, los estudiantes y graduados de Cebú fabricaron coberturas faciales con espuma y plástico fino. La iniciativa recibió tan buena aceptación que otras personas quisieron ayudar. Un grupo de ex-alumnos del IVCFP en los EE. UU. vio las publicaciones de Facebook y decidieron proporcionar financiación para ampliar el proyecto a las otras tres islas de la región.

Los Casabals son un precioso ejemplo sobre cómo los graduados de IFES y las personas que nos apoyan pueden empoderar a los estudiantes actuales. Gracias a su compromiso constante con este movimiento nacional, el proyecto permitió a IVCF compartir la esperanza a pesar de las difíciles circunstancias. Esta semana, demos gracias a Dios por los graduados como los Casabals. Demos gracias por los proyectos que ofrecen esperanza a las comunidades. Pidamos a Dios protección sobre países como Filipinas, que han sufrido mucho por el virus.

  • Demos gracias a Dios por el impacto que este acto práctico de servicio de los estudiantes y el personal ejerce en Cebú y más allá, y oremos para que IVCF cree más iniciativas orientadas a la comunidad. El personal de la Oficina Nacional también ayudan a cocinar y entregar comida a los sin techo de Manila.
  • Demos gracias a Dios por los Casabals y otras personas que apoyan fielmente a IFES. Ellos permiten que el ministerio continúe.
  • Ora por los estudiantes que siguen afectados por la débil conexión a Internet y el bajo presupuesto para el wifi.
  • Ora por los estudiantes de secundaria que asistirán a la cumbre de liderazgo nacional de julio.

All Prayerline Stories