Grecia: No hace falta ser un erudito

«No hace falta ser un erudito».  

Eso es lo que Sofia Papaspyrou quiere que los estudiantes griegos entiendan cuando abren la Biblia. Trabaja como voluntaria en ethos_SXEF junto al obrero Jonathan Clark, para enseñar a los estudiantes lo vibrante que es la Escritura. 

En un país que se inclina profundamente a la tradición religiosa ortodoxa, los estudiantes no suelen estar acostumbrados a leer la Biblia por sí mismos. Los estudiantes evangélicos que proceden de este contexto están más acostumbrados a soportar los estudios bíblicos que a disfrutarlos. Muchos estudiantes no se creen capaces de desgranar un pasaje de la Escritura sin algún líder eclesial que los guíe. También puede ocurrir en los círculos evangélicos. Muchos estudiantes no se sienten confiados de que Dios les hable al leer y entender la Palabra. Otros disfrutan estudiándola, pero raramente aplican lo aprendido.  

Cuando Jonathan y Sofia desafían a los estudiantes a expresar sus observaciones sobre el texto, estos se sienten confundidos. Esa forma de estudiar la Biblia les parece demasiado sencilla. No obstante, pronto se dan cuenta de que tienen todo lo que necesitan. Jonathan anima a los estudiantes a no intentar adivinar el significado de los pasajes, sino a buscar claves de contexto en el capítulo y en otras partes de las Escrituras. Así, pueden interpretar la Biblia con la Biblia.  

Cuando los alumnos descubren que el estudio de las Escrituras no es exclusivo para genios, se enamoran de la Palabra de Dios. Jonathan espera que una mejor comprensión de las Escrituras inspire a los estudiantes a aplicarlas en sus vidas y comunicar esa verdad a sus compañeros de estudios. Una estudiante, también llamada Sofia, explica:  

“Nuestra última conversación sobre 2 Timoteo 2:2 ha cambiado completamente mi visión del discipulado. Hablamos sobre las conversaciones cara a cara centradas en la Biblia y de lo inusual que es entablarlas en nuestro país. Después de orar y pedirle consejo a mi mentor, decidí comenzar uno con un amigo más joven de la iglesia”. 

Aunque Jonathan y Sofia se han sentido animados por el progreso logrado en el estudio de la Biblia, todavía queda mucho por hacer en Grecia. En 2018, recibieron una beca Abriendo nuevos caminos de IFES, lo que les permitió comenzar un nuevo grupo en una área no alcanzada. Casi tres años después, continúan estimulando e iniciando grupos de estudiantes en las ciudades que los necesitan. ¿Te unirás a nosotros esta semana para orar por el movimiento en Grecia? 

  • Ora por los universitarios que estudian la Biblia a través de ethos_SXEF. Ora para que comprendan la vitalidad y relevancia que la Biblia trae a sus vidas. Ora para que se sientan inspirados a compartir lo que aprenden con sus amigos. 
  • Ora para que más personas comprendan la importancia del ministerio de estudiantes universitarios en Grecia, ya que muchas iglesias no ven la necesidad de crear nuevos grupos. 
  • Ora por Jonathan Clark y su esposa Dawn, que continúan trabajando transculturalmente con grupos de estudiantes en Grecia. Ora para que perseveren ante la resistencia de la ortodoxia tradicional y las normas culturales.  
All Prayerline Stories