Medio Oriente y Africa del Norte: Los jóvenes líderes que están surgiendo en países cerrados necesitan fuerzas para seguir adelante

Algunos países de Oriente Medio llevan muchos años pasando por una crisis humanitaria extrema. El país al que dedicamos Prayerline esta semana ha estado envuelto en un conflicto desde hace mucho tiempo, con diferentes grupos ocupando el poder en diferentes regiones. Una gran proporción de la población necesita ayuda alimentaria. La mayoría de las personas no tiene electricidad y las facciones más poderosas del islam extremista se están expandiendo y amenazando la seguridad de todos los habitantes del país. 

No obstante, hay vida en medio del desierto. Dios ha estado obrando y llamando a personas a seguirlo. La iglesia clandestina está creciendo y el ministerio estudiantil está floreciendo. Hay cuatro obreros de IFES trabajando en este país. 

Hace poco, el secretario general del movimiento estudiantil de este país fue expuesto, amenazado y se vio obligado a huir del país. Esto fue el catalizador para que unos diez hermanos se reunieran en una conferencia de formación para ser fortalecidos y capacitados para seguir con el ministerio estudiantil. Estudiaron la Biblia de forma intensiva durante varios días. Uno de los asistentes, que es conocido entre sus vecinos por hablar de Jesús, se regocijó porque recibió “una formación completa de la Biblia entera. Ahora tengo más seguridad en lo que creo y mi fe se ha visto fortalecida”. 

El Secretario Regional de IFES MENA, Jamil, comparte que fue “una experiencia maravillosa estar en presencia de estos hermanos tan deseosos, animados, valientes y fervorosos en su amor por Jesús y su deseo de compartir el evangelio”. 

Leamos uno de los muchos testimonios que se compartieron en el encuentro:  

“Hace poco me detuvo la policía. Un oficial encontró un trozo de papel en el coche con unas palabras escritas en árabe, del libro de Isaías:  

‘Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa’. 

“El papel no mencionaba de dónde estaban sacadas estas palabras. Sentí una mezcla de emociones al oír al oficial leer el versículo en alto; el mismo hombre al que le habían ordenado que me detuviera estaba ofreciéndome consuelo y tranquilidad sin darse cuenta al leer este versículo. 

“Pasé una semana en la comisaría. Mientras estuve allí, la policía fue a mi casa, se llevó mi ordenador y le dijo a mi esposa que me dejara. Ella respondió que lo único que ve en mí es amor, cariño y compasión por los demás. Al final decidieron que me llevarían a un centro de detención, lejos de la ciudad. No hay ningún registro de tu detención allí y no puedes comunicarte con nadie en el exterior. Es un lugar de tortura y hay gente que pasa allí meses o años o que incluso desaparece del todo. Sin embargo, cuando íbamos de camino hacia allí, el inspector recibió una llamada diciéndole que se diera la vuelta y volviera a la comisaría.  

“Yo no sabía qué había ocurrido, pero una vez de vuelta en la comisaría, el inspector me dijo: ‘Nos has causado problemas’. Le pedí disculpas por ello. Seis horas más tarde el inspector me pidió a mí disculpas por las molestias y me dijo que me podía marchar. 

“No sé por qué tenía ese trozo de papel en el coche. Reparto muchos folletos y Nuevos Testamentos a la gente con la que me encuentro. Me alegro de que ese inspector de policía haya podido leer una copia de esas palabras de Isaías”. 

Ora por estos líderes estratégicos de este país: 

  • Ora por la seguridad de los obreros. El hermano que compartió el testimonio anterior pasó dos o tres meses en un país más seguro, pero ahora ha regresado a su país natal diciendo que “si muero, moriré en mi país”. 
  • Da gracias a Dios porque Él ha mantenido con bien a los asistentes del encuentro, porque han crecido espiritualmente y porque han tenido un encuentro provechoso. Ora para que la cosecha entre los estudiantes sea grande durante los próximos meses. 
  • Ora para que la esperanza, paz y luz de Jesús se manifiesten en Oriente Medio. 
All Prayerline Stories