Respuesta de IFES al conflicto en Ucrania

Tim Adams nos ayuda a responder al conflicto de Ucrania
31 Marzo 2022

Queridos hermanos y hermanas:

En el mes de julio de 2019, el tema de nuestra Asamblea Mundial de IFES fue “Mensajeros de esperanza”. Siete meses más tarde estalló la pandemia de la COVID-19 haciendo que el ritmo de vida y de nuestro ministerio se detuviese de forma abrupta. Muchos de nosotros experimentamos -y seguimos sintiendo- una sensación de pérdida y desorientación. Nuestro llamado a ser mensajeros de esperanza nos lleva a un significado y un reto mayores.

Dos años más tarde, otra crisis más llena nuestros noticieros. El conflicto y la devastación de Ucrania nos lleva a llorar y a sentirnos desesperados. También nos recuerda que este sufrimiento es una realidad constante para millones de personas de todo el mundo cuyos países están destrozados por la guerra, la opresión, la pobreza, y los desastres naturales. Una vez más nos sentimos desorientados. No hay soluciones evidentes por lo que resulta fácil perder la esperanza.

¿Qué significa poner nuestra esperanza en Dios en un tiempo como este?
Los salmos tales como el Salmo 42-43 nos revelan el camino interior de alguien en medio de una situación dolorosa, desorientadora y confusa.

Al principio del Salmo el escritor es tremendamente honesto con su dolor. Se muestra desesperado por sentirse conectado de nuevo con Dios “Cual ciervo jadeante en busca del agua…” (Salmo 42:1). Unos versículos más adelante, el escritor mira hacia atrás a sus experiencias pasadas que ahora parecen distantes y remotas “yo solía ir con la multitud, y la conducía a la casa de Dios. Entre voces de alegría y acciones de gracias hacíamos gran celebración”. Luego aparece una frase clave que el escritor repite tres veces (Salmo 42:5, 11; 43:5).

¿Por qué voy a inquietarme?
¿Por qué me voy a angustiar?
En Dios pondré mi esperanza,
y todavía lo alabaré.
¡Él es mi Salvador y mi Dios!

Esta conversación interna refleja la confusión que los creyentes tenemos en estos tiempos tan confusos. ¿Qué significa poner nuestra esperanza en Dios en un tiempo como este? Me gusta la definición de Eugene Peterson sobre la esperanza en su libro: A Long Obedience in the Same Direction.
“Tener esperanza no significa no hacer nada. No es una resignación fatalista. Significa seguir con nuestras tareas asignadas, confiando en que Dios proveerá tanto el significado como las conclusiones…”

En una crisis, la persona que tiene esperanza toma su tiempo en reflexionar acerca del carácter de Dios, de su fidelidad y su misericordia para con nosotros, y nos trae a una reflexión de la crisis.

Ha sido increíble ver este tipo de esperanza en acción en las últimas semanas. En estos días oscuros en Ucrania, la fe, la esperanza y el amor de la comunidad de IFES han seguido brillando con fuerza. Los obreros de CCX Ucrania han ayudado a cientos de estudiantes internacionales a ponerse a salvo, usando sus coches personales para llevarles hasta la frontera. Muchos movimientos estudiantiles en los países limítrofes están aportando apoyo práctico y consejos, ayudando a los refugiados en su viaje y ofreciéndoles hogares de acogida. Alrededor del mundo hemos visto a miles de estudiantes y obreros estando juntos en oración y hemos recibido muchos donativos para mantener y apoyar a los ministerios estudiantiles en los países afectados. Hay tantas historias de esperanza y de dolor. Usa los enlaces que encontrarás más abajo y en la web de IFES para que puedas seguir y responder a lo que está pasando.

Estando juntos como mensajeros de esperanza
Actualmente, estamos en un punto retador. No podemos ver dónde o cómo este conflicto terminará en la zona de Eurasia, ni lo que implicará para nuestro ministerio en Ucrania y en otras partes de la región. Lo que sabemos seguro es que el amor de Dios para los estudiantes de Eurasia es eterno. Hasta el momento, nos ponemos a apoyar en oración y con medidas prácticas, haciendo lo que podemos para ayudar a nuestros hermanos y hermanas en esta crisis.

Cualquier devastación que pueda traer consigo el conflicto actual al ministerio estudiantil en Eurasia, como comunidad global nos mantenemos firmes en nuestro llamado a compartir el amor de Dios con los estudiantes de ahí y trabajaremos juntos para reconstruir lo que se haya perdido.

Nuestra sincera lamentación por nuestra situación actual de dolor y sufrimiento se acompaña de nuestra decisión de poner nuestras esperanzas en Dios, permitiéndole que moldee nuestra respuesta y que nos guíe en todo ello. Como nos recuerda el salmista, alabémosle porque es nuestro Salvador y nuestro Dios.

Su hermano en Cristo:

Tim

Tim Adams,
Secretario General de IFES

Un mensaje del secretario general Tim Adams
01 Marzo 2022

Queridos hermanos y hermanas 

Gracias a todos por sus oraciones y para apoyar al ministerio estudiantil en Ucrania durante esta invasión.. A pesar de que esta situación se venía anunciando durante los últimos tres meses, la escalada repentina del conflicto ha pillado a muchos por sorpresa. Nos sentimos conmocionados y tristes y a la vez intentamos ofrecer toda la ayuda que podemos. 

Las oraciones y el cariño que han recibido nuestros hermanos de Ucrania estos días han sido una de las pocas fuentes de luz en los días oscuros de la última semana. En medio de la crisis y el caos, Dios ha estado presente por medio de sus mensajes de consuelo, reuniones virtuales de oración espontáneas, donativos económicos y muchos actos de bondad y muestras de hospitalidad. 

Si uno de los miembros sufre, los demás comparten su sufrimiento… Ahora bien, ustedes son el cuerpo de Cristo, y cada uno es miembro de ese cuerpo. 1 Corintios 12:26-27 

Muchos obreros de CCX e IFES en Ucrania han tenido que huir de sus casas durante los últimos días. Ahora se encuentran desplazados y hay muchas familias que han tenido que separarse. Se sienten angustiados y traumatizados. Un amigo describe lo que están sintiendo: “desplazamiento, pérdida, dolor, impotencia, incertidumbre”.  

Damos gracias porque por ahora se encuentran bien físicamente y han podido irse a un lugar más seguro, pero se nos parte el corazón al pensar en ellos. Ora por ellos y sus familias y también por la comunidad de estudiantes y graduados de CCX Ucrania. Ora para que Dios los cuide y que su fe y testimonio se mantengan fuertes. Algunos de ellos nos han contado que el conflicto los ha llevado a tener tiempos de oración y conversaciones sobre fe con su familia y amigos no cristianos. 

Aunque nos hemos centrado en orar principalmente por los estudiantes y obreros de CCX Ucrania, la crisis está afectando a personas y ministerios más allá de este país.  

Existe un sentimiento generalizado de temor e incertidumbre en la región de Eurasia y en los países vecinos donde hay ministerio estudiantil. Estamos viendo en las noticias que hay manifestaciones en Rusia en contra de lo que está ocurriendo en Ucrania, a pesar de que es peligroso expresar estas opiniones. Las sanciones impuestas a Rusia tendrán un impacto diario en la vida de muchos rusos y de otros en la región.   

Ora también por los muchos estudiantes internacionales cristianos que han tenido que marcharse de Ucrania. Esta mañana recibí noticias de un obrero de Polonia: se había puesto en contacto con él un obrero de obra pionera en el sur de África, pidiéndole que buscara alojamiento para unos estudiantes internacionales de Esuatini que habían tenido que marcharse a Polonia como refugiados. También he recibido noticias de unos estudiantes de Kenia y de otros países que han huido de Ucrania y se están alojando y recibiendo ayuda de los movimientos de IFES e iglesias en otros países vecinos como Rumanía y Eslovaquia.  

En medio de esta terrible situación, estas historias me recuerdan lo que significa que IFES sea una comunidad internacional, la familia de Dios en el mundo estudiantil. Sigamos firmes orando unos por otros como hermanos y hermanas en Cristo.  

Muchas gracias. Por favor, sigue orando.  

Así que recomiendo, ante todo, que se hagan plegarias, oraciones, súplicas y acciones de gracias por todos, especialmente por los gobernantes y por todas las autoridades, para que tengamos paz y tranquilidad, y llevemos una vida piadosa y digna. 1 Timoteo 2:1-2 
 

Su hermano en Cristo: 

Tim 

 
Tim Adams 
Secretario General de IFES