Lesotho: Pan en la mesa

“Ayúdense unos a otros a llevar sus cargas, y así cumplirán la ley de Cristo”. Gálatas 6:2 
“Ayuden a los hermanos necesitados”. “Practiquen la hospitalidad”. Romanos 12:13 
“Anímense y edifíquense unos a otros, tal como lo vienen haciendo”. 1 Tesalonicenses 5:11 

Movimientos que apoyan a otros movimientos. Es lo que Cristo nos llama a hacer e IFES está en una posición única para coordinarlo. A causa de la COVID-19, muchos movimientos han sufrido económicamente. Algunos han tenido que renunciar a su espacio de oficina porque no podían pagar el alquiler y otros, incluso, han tenido que despedir a obreros. Es por este motivo que el antiguo Secretario General Jamil Chabouh y los Secretarios Asociados crearon el Fondo Solidario a principios de otoño de 2020.  

Este fondo fomentó donativos procedentes de movimientos con más recursos económicos, para que pudiesen ser repartidos entre los movimientos más afectados económicamente por la COVID-19. De esta forma, tanto los movimientos nacionales como el personal de IFES han podido demostrar solidaridad a los movimientos y asegurarse de que pueden continuar con su ministerio durante y después de la pandemia. Estos donativos, combinados con los destinados al fondo global para responder a la COVID-19, han sido vitales para sostener el ministerio en varios países. Para SULTAM Lesotho, recibir una subvención del Fondo Solidario supuso poder recuperar a obreros que habían sido despedidos y, así, asegurar el pan en su mesa. También supuso que los gastos diarios de comunicación y electricidad de la oficina quedaran cubiertos, por lo que la administración pudo seguir funcionando adecuadamente.  

Una vez que estas necesidades básicas quedaron cubiertas por el Fondo Solidario, SULTAM pudo volver a centrarse en el ministerio.  

“Con más manos disponibles, podremos alcanzar más campus a la vez. Por consiguiente, podrán lograrse los objetivos ministeriales”

afirma Metsing Waza Moholane, obrero de SULTAM.  

Gracias a la subvención, el movimiento también pudo llevar a cabo un seminario sobre el matrimonio y coordinar a los graduados para que organizaran un programa comunitario para niños. Además, siguieron dando mentorazgo a estudiantes en la Palabra de Dios. 

Esta semana, da gracias a Dios por la comunidad de movimientos que trabajan juntos para apoyar el ministerio estudiantil de todo el mundo.  

  • Alaba a Dios por su provisión mediante el Fondo Solidario.  
  • Ora con nosotros por todos aquellos movimientos que han sufrido económicamente en el último año y ora para que Dios siga proveyendo. 
  • Ora por SULTAM Lesotho, para que Dios abra puertas a favor de su situación financiera y les provea de más colaboraciones económicas. Ora también por sabiduría a medida que continúan con su ministerio durante la pandemia.  
Todas las historias del Prayerline